Descubre el Paleotraining o la vuelta a las cavernas

¿Otro invento nuevo para machacarnos en el gimnasio? Bueno, sí y no, porque el paleotraining ya tiene unos añitos, aunque todavía sea bastante desconocido para la mayoría de la gente.

Descubre el Paleotraining o la vuelta a las cavernas

Nació en Canarias en 2007 de mano de un grupo de médicos, fisioterapeutas, educadores físicos y biólogos, así que se trata de una aportación española al mundo del fitness y del ejercicio físico para recuperar la salud del organismo. Con una base médica y científica, parte de un programa de ejercicios para pacientes con problemas cervicales, dorsales y lumbares, entre otros. Hoy te cuento más sobre él…

¿En qué consiste?

Se trata de reproducir los movimientos que hacía el homo sapiens en el Paleolítico, de ahí su nombre, que utilizaba el propio cuerpo para cargar diferentes pesos a la vez que realizaba movimientos como levantarse, saltar, empujar, etc., pues estos son los movimientos que hacía básicamente el homo sapiens: salir a cazar y huir de los depredadores. No realizaba combinaciones de ejercicios, sino de acciones humanas (saltar, empujar, cargar, desplazarse…). El objetivo no era desarrollar el músculo, sino tenerlo bien trabajado y en forma para la vida cotidiana.

El paleotraining se basa en varios principios:

- Intensidad: se entrena con diferentes niveles de intensidad en sus sesiones, pues el trabajo intenso mejora la capacidad de resistencia.

- Variabilidad de tipos de entrenamientos y de ejercicios: cuenta con 150 movimientos y 30 tipos de sesiones, por lo que las posibilidades de combinaciones son ilimitadas.

- Ayuno estratégico: se practica con el estómago vacío para estimular nuestros sistemas energéticos y de recompensa: el ser humano no se puede sentir motivado a moverse si tiene satisfechas sus necesidades energéticas. Este parece el principio más duro, ¿verdad?

- Biomecánica: lucha contra el efecto del sedentarismo de la vida contemporánea que perjudica enormemente nuestra columna vertebral.

Como siempre, la dieta también importa

Ya te he dicho que hay que practicar el paleotrainig con el estómago vacío, pero los seguidores de este tipo de entrenamiento practican también la paleodieta, que consiste en consumir principalmente fruta, verdura, carne, pescado, y menos cereales, lácteos o legumbres, alimentos estos que se incorporaron a la dieta en el Neolítico.

Como resumen, hay que añadir para terminar que los beneficios del paleotraining se obtienen siempre en coherencia con la fisiología humana. Por ello en muy poco tiempo verás los resultados,  recuperando la postura corporal erguida y la silueta joven de un físico sano.

Ya sabes, no se trata de que te conviertas en Los Picapiedra y salgas a la calle con el hueso de mamut al hombro, pero sí de perder algunos malos hábitos que hemos ido adquiriendo a lo largo de la evolución del hombre. ¿Te convence esta disciplina de fitness?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*