¿Qué son las flexiones espartanas?

Hace poco un par de usuarios que vienen a mi gimnasio asiduamente y que ya han probado todas las máquinas habidas y por haber me preguntaban si había otras maneras de hacer algunos ejercicios de toda la vida, como por ejemplo las flexiones.

¿Qué son las flexiones espartanas?

Les expliqué que sí que las hay, de hecho, a cada ejercicio le puedes añadir diferentes cambios en función de las preferencias de entrenamiento que tengas. Por ello, y en honor a estos dos alumnos, hoy voy a dedicar el post a las flexiones espartanas.

Tienen muchas similitudes con las tradicionales 

Las flexiones espartanas son muy parecidas a las de toda la vida, pero cuentan con algunas particularidades que las hacen diferentes. ¿Quieres saberlas? Por ejemplo, la manera en que colocas las manos al hacerlas es diferente, ya que tienes que cambiar de posición en cada salto. Eso hace que sean más difíciles de ejecutar que otros tipos de flexiones, por lo que no te las recomiendo si no tienes cierta experiencia en este tipo de ejercicios.

Para hacer este tipo de flexiones debes empezar en la misma posición que si fueras a hacer una flexión tradicional, pero en este caso, no debes colocar las manos en paralelo, sino una más adelantada que la otra.

Debes alternar la colocación de las manos 

La posición de tus pies y tus caderas no se diferencia en nada de la que tienen en una flexión estándar. Una vez situadas las manos correctamente, llega el momento de empezar el ejercicio en sí. Flexiona los codos y baja despacio hasta que tu pecho toque con el suelo.

Es importante que solo tu pecho llegue a apoyarse en el suelo y no otras zonas, como las caderas. Justo cuando tu pecho roce el suelo llega el momento fundamental, ya que tienes que impulsarte con las manos hacia arriba, de manera que estas estén en el aire durante un instante.

Asegúrate de darle la fuerza adecuada al impulso porque tienes que tener tiempo suficiente para volver a poner las manos en el suelo. En este caso, debes apoyar las manos de la manera inversa a como las tenías antes, es decir, la que estaba adelantada la retrasas y la que estaba atrasada la adelantas. La clave de las flexiones espartanas es el cambio de posición de las manos que se realiza rápidamente durante el salto.

Este tipo de flexiones permite trabajar aspectos como la coordinación, ya que tienes que estar cambiando constantemente la posición de tus manos.

Si quieres trabajar tus brazos y tu tronco, las flexiones son tu gran aliado y las espartanas te aportan una dificultad adicional.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*