Aprende unos estiramientos para la espalda

Los estiramientos son un instrumento muy útil tanto para la práctica del ejercicio como cuando notas dolor. Con ellos consigues que los músculos que tengas agarrotados se destensen y el dolor vaya desapareciendo. Eso sí, recuerda calentar siempre antes un poco.

Cómo hacer estiramientos de espalda

Existen múltiples ejercicios de estiramientos para todos los músculos del cuerpo y según la zona sobre la que quieras actuar, tendrás que hacer unos u otros. Hoy te voy a explicar los que necesitas hacer para estirar la espalda.

La espalda es una zona muy sensible

Si hay una parte del cuerpo en la que el dolor es habitual es la espalda. Seguro que conoces a muchas personas, o incluso tú mismo, que en algún momento de su vida han sufrido dolores de espalda.

Las causas pueden ser muy variadas, pero el resultado suele ser un dolor que puede llegar a incapacitarte para hacer cualquier tarea. La espalda suele dividirse en alta y baja, siendo la parte alta la que corresponde a las cervicales y la baja la zona de las lumbares. Aunque en muchas ocasiones cuando vas al médico te aconseja reposo y medicamentos, algunos expertos consideran que el ejercicio físico y el estiramiento de la zona son más eficaces para acabar con el dolor.

Coloca las cosas en su sitio

En muchas ocasiones el dolor de espalda se produce porque algún músculo se ha contracturado, provocando la aparición de molestias más o menos importantes. Los estiramientos te ayudarán a colocar los músculos adecuadamente, desapareciendo con seguridad el dolor.

Si el dolor se localiza en la zona baja de la espalda, un buen ejercicio que puedes hacer es bajar la cabeza lentamente mientras llevas tu abdomen hacia la espalda y retraes la pelvis. Después ve elevando la cabeza mientras echas hacia adelante tu pelvis. Si repites varias veces esta operación el dolor de esa zona disminuirá.

Para la parte alta de la espalda hay un ejercicio muy bueno que consiste en sujetarte los hombros con ambos brazos y hacer el siguiente proceso: exhala (expulsa el aire) mientras giras el pecho hacia un lado e inhala (toma aire) a la vez que regresas al centro.

Después exhala mientras giras el pecho hacia el otro lado e inhala cuando estés volviendo hacia el centro. Puedes repetir el mismo proceso invirtiéndolo, es decir, inhalando al girar y exhalando al volver al centro.

Otro ejercicio sencillo para la espalda es: acostado boca arriba, empujar las rodillas hacia el pecho a la vez que bajas la cabeza también hacia el pecho, formando una especie de pelota.

Existen muchos ejercicios que puedes practicar para estirar tu espalda. Busca alguien que te asesore si quieres practicarlos correctamente. ¡Ánimo!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*