Ejercicios de gimnasio bajo el agua

Siempre habrás oído que la piscina es un medio muy bueno para entrenar tu forma física. Ofrece una gran cantidad de ventajas. Pero no me refiero solamente a nadar, hablo de realizar ejercicios más allá de la pura natación.

Aqua Gym: aerobics / fitness instructor in front of a group

El entrenamiento acuático está especialmente recomendado para personas que padecen enfermedades de huesos o lesiones que les dificultan el entrenamiento habitual, ya que bajo el agua el esfuerzo que tienes que realizar es menor al pesar mucho menos, y los resultados que obtendrás son igual de buenos que con el método tradicional.

Tu forma física mejorará rápidamente en el agua

La mayoría de los ejercicios que realizas en un gimnasio para entrenar puedes hacerlos también sin ningún problema dentro del agua. Por ejemplo, el trabajo aeróbico que puedes hacer en un gimnasio con la cinta o la bicicleta estática será mucho más provechoso si lo haces en la piscina.

La razón es que el agua hace resistencia al movimiento, lo que hará que tus músculos tengan que trabajar más, pero tú apenas notarás ese sobreesfuerzo y, sin embargo, los resultados que obtendrás serán mejores. Los expertos estiman que el trabajo que se realiza bajo el agua produce el doble de beneficios que el que se realiza fuera de ella y con el mismo esfuerzo. ¿A que te están entrando ganas de lanzarte al agua?

Traslada el gimnasio al agua

Debido al aumento del número de personas que han decidido realizar sus entrenamientos en las piscinas, en los últimos años han ido surgiendo diferentes tipos de entrenamientos que tratan de trasladar al medio acuático algunos de los ejercicios que se realizan habitualmente en un gimnasio. La mayoría son clases grupales que están dirigidas por un monitor que te asesora en todo momento. Por ejemplo, se ha desarrollado un método de entrenamiento que consiste en realizar spinning bajo el agua y todas las personas que conozco que lo han practicado están muy contentas. Con este entrenamiento conseguirás aumentar la potencia de tus piernas rápidamente.

Otro ejercicio que se ha adaptado al agua son los abdominales. Para practicarlo se anclan unas barras en los laterales de la piscina para que puedas sujetarte a ellas y realizar los abdominales sin dificultad al ritmo que te marca el monitor.

Posiblemente, uno de los mejores ejercicios que puedes realizar dentro del agua es el aquajump, que consiste en situar en el fondo de la piscina unas camas elásticas y realizar diferentes ejercicios de saltos. Cuenta con la gran ventaja de que tu cuerpo no se ve afectado por los impactos de su propio peso sobre tus articulaciones. Además, fortaleces la musculatura de tus piernas con muy poco esfuerzo. ¡Y es muy divertido!

Prueba el entrenamiento acuático. Es algo diferente y seguro que te gustará.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*