¿Has oído hablar del balance swing para quemar grasas?

Si algo tienes que haber aprendido de todos mis posts es que los gimnasios ofrecen infinidad de clases para que puedas entrenar y a la vez divertirte y pasar un buen rato en compañía de otras personas. Sin embargo, más allá de las típicas clases, como el spinning o el zumba, algunos gimnasios ofrecen otras actividades, algunas bastante llamativas.

Balance swing para quemar grasas

Por ejemplo, ¿sabes lo que es el balance swing?

Se trabaja con un trampolín

El balance swing es una novedosa actividad que está llegando a nuestro país y en la cual las personas que asisten a estas clases realizan los ejercicios sobre un trampolín.

También es frecuente el uso de camas elásticas, que realizan la misma función que los trampolines. ¡Será como volver a tu infancia! Pero es mucho más que eso, ya que se trata de una clase grupal en la que el trabajo físico es bastante intenso, por lo que quemarás grasa más rápidamente que con otras actividades.

Los expertos consideran que 10 minutos de balance swing equivalen, aproximadamente, a 30 minutos de correr al trote, lo que te da una muestra de la intensidad de este ejercicio. El balance swing es una actividad muy divertida y en la que disfrutarás como un niño saltando sobre las camas elásticas o los trampolines.

¡No tengas miedo! Aunque puedan parecer algo inestables, los elementos que se utilizan para el balance swing son completamente seguros siempre que se realicen los ejercicios de la manera adecuada. Otra ventaja de hacer balance swing es que el efecto sobre tus articulaciones es prácticamente nulo, ya que al saltar sobre una superficie elástica no tiene influencia sobre tus rodillas y tobillos.

Tiene muchos beneficios para tu salud

Pero además de ser una actividad muy dinámica y divertida, si te decides a probar el balance swing tu cuerpo te lo agradecerá, ya que es un ejercicio muy completo y en el que se trabajan muchos aspectos. Por una parte, al realizar los saltos estarás trabajando varias zonas a la vez, consiguiendo tonificarlas de una manera uniforme.

Las principales zonas que se beneficiarán del balance swing serán las piernas, los glúteos y el abdomen, consiguiendo reducir la grasa que se acumula en ellas. Además, la práctica habitual del balance swing hará que, en poco tiempo, tu resistencia aumente mucho.

Pero no solo tu físico se beneficiará, ya que el balance swing contribuye a mejorar algunas capacidades importantes, como el equilibrio y la coordinación. ¡Anímate y pruébalo!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*