Conoce los aparatos para principiantes del gimnasio

Cuando te apuntas al gimnasio y vas por primera vez hay muchos aparatos distintos y no sabes para qué sirven. Lo veo a diario. Pese a que lo más lógico es que preguntes a algún monitor o a alguna persona de las que están entrenando, muchas veces no lo haces. Y todo por vergüenza.

bright gym with a lot of windows

Para solucionarlo, te voy a recomendar algunas máquinas con las que puedes empezar a entrenar hasta que vayas cogiendo el ritmo de entrenamiento y te atrevas a probar cosas de un nivel más alto.

Lo ideal es empezar con trabajo aeróbico

Cuando vas a empezar tu primera sesión de entrenamiento en el gimnasio lo más adecuado es que comiences haciendo un poco de entrenamiento cardiovascular para calentar tu cuerpo y, de paso, quemar algo de grasa.

Para ello, tienes tres máquinas: la bicicleta estática, la cinta y la elíptica. Todas ellas son válidas para realizar entrenamiento aeróbico y son muy sencillas de usar aunque sea la primera vez que vas a un gimnasio, así que la elección entre una u otra dependerá fundamentalmente de tus preferencias.

¿Cuál debes elegir entonces? Para que te hagas una idea, por ejemplo, corriendo en la cinta se consumen bastantes más calorías que pedaleando el mismo tiempo en la bicicleta estática, aunque también es mayor el desgaste para tus articulaciones.

Por otro lado, la máquina elíptica, que es esa que tiene dos zonas para apoyar los pies, también es muy buena para quemar calorías y, además, no afecta tanto a tus rodillas como la cinta.

Empieza a entrenar en máquinas con poleas

En las salas de musculación tienes la posibilidad de entrenar con máquinas de peso muerto o con máquinas de poleas. Yo te recomiendo que, al principio, empieces a entrenar con las máquinas de poleas, ya que si nunca has realizado entrenamiento de musculación, te será más sencillo usar estas máquinas que aquellas en las que hay que añadirle peso.

¿Por qué? Porque las máquinas de poleas hacen más sencillos los ejercicios, ya que ayudan al movimiento, además de que suele venir explicado la forma en la que debes realizar el ejercicio y qué zona es la que se trabaja con esa máquina en concreto. Si te guías por los dibujitos, ¡ya verás qué fácil es!

En estas máquinas hay una fijación que te permite elegir la cantidad de peso que quieres usar para hacer ese ejercicio. Puedes mover esa fijación en cualquier momento si consideras que es mucho o poco el peso que has seleccionado.

¿Sabes qué músculos puedes trabajar con estos aparatos? Las máquinas de poleas más habituales son para trabajar piernas (cuádriceps, abductores y aductores), espalda (dorsales), tríceps, hombro, pecho, glúteos y bíceps. Como ves, prácticamente puedes entrenar todos los músculos con las máquinas de poleas.

¿Ya estás preparado para tu primer día de gimnasio?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*