¿Has practicado el TBC?

El tiempo es oro y más en los tiempos en los que vivimos, en los que hay muchas cosas que hacer y poco tiempo para hacerlas. ¿Cuántas veces al día deseas que el día tuviera 34 horas?

gymnastik

Por eso precisamente, para que puedas sacar tiempo para realizar algo de actividad física, se diseñaron las clases grupales en las que en 30-40 minutos realizas un entrenamiento bastante completo. Un ejemplo de estas clases rápidas en el TBC. ¿No lo conoces? Pues hoy te lo cuento.

Es un entrenamiento global

El TBC (Total Body Conditioning) es una modalidad de entrenamiento en la cual se realizan ejercicios para trabajar todo tu cuerpo en su conjunto. Para ello utiliza diferentes elementos durante las clases como gomas o steps. Una gran ventaja de este entrenamiento es que ofrece la posibilidad de realizar innumerables ejercicios, lo que hace que sean muy variadas y no te aburras cuando acudas a las clases.

Eso da mucha libertad al monitor para seleccionar qué tipo de ejercicios se desarrollarán en cada clase de TBC, por lo que es complicado que se repitan los mismos ejercicios en poco tiempo.

¿Lo que más que gusta? Al entrenar el cuerpo globalmente, consigues que no aparezcan desequilibrios musculares que puedan provocar lesiones. Es un gran complemento a los entrenamientos en las salas de musculación.

Tienen una estructura concreta

Como en todas las clases grupales, el desarrollo de la sesión está perfectamente estructurado para optimizar el tiempo y conseguir los resultados esperados. Como en toda actividad física, antes de comenzar a hacer ejercicio se realiza un calentamiento aeróbico durante unos 15 minutos para aclimatar a tu cuerpo al esfuerzo que tendrá que realizar. Se suelen utilizar algunos elementos como steps ya en el calentamiento para ir familiarizándote con ellos. El monitor te guiará sobre qué zonas tendrás que calentar especialmente en función del entrenamiento que haya planeado.

Una vez que tu cuerpo ya está listo para los ejercicios, comienza la clase de TBC. Debido a la variedad de elementos de los que se disponen en estas clases, se combinan ejercicios habituales como pueden ser abdominales, con otros en los que se utilizan elementos como las barras para realizarlos. Eso evita la monotonía y hace muy divertidas y entretenidas estas sesiones. Tras unos 20 o 30 minutos de ejercicios, llega el momento de que relajes tus músculos con estiramientos.

Y como no podía ser menos, las sesiones de TBC también tienen una de las principales ventajas de las clases grupales: la posibilidad de conocer gente nueva con tus mismas aficiones.

¿Preparado para el TBC?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*