Post por: Federico

¿Sabes cuál es la mejor hora para ir al gimnasio?

Si comienzas a preguntar a tus amigos y conocidos, seguro que la mayoría van al gimnasio por la tarde, ya que por la mañana tienen que trabajar o estudiar, pero tú te puedes organizar como quieras… y puedas. Lo normal es que la gente defienda a capa y espada que el mejor entrenamiento es al acabar el trabajo porque te ayuda a quitarte el estrés del día y de la

Continúa leyendo

Rescata la comba y ¡entrena con ella!

¿Te acuerdas cuando jugabas a la comba de pequeño? Pues hoy te presento a la cuerda como una posibilidad para mejorar tu condición física con muchos ejercicios. ¿Te atreves? Te puedes acordar de muchos juegos de cuando eras niño o puedes encontrar nuevos ejercicios de los deportes de contacto como el boxeo o el kick boxing. Además, si quieres hacer el entrenamiento con la cuerda más dinámico puedes escuchar música

Continúa leyendo

Ejercicios para tonificar los brazos

Una de las zonas que incluso los más reacios al ejercicio sueñan con tener tonificada son los brazos. Las extremidades superiores son una de las partes del cuerpo que más se resienten con los cambios de peso e incluso el paso de los años y la falta de actividad física. Pero, ¿qué ejercicios puedes hacer para tonificar tus brazos? Voy a intentar ayudarte… Tonificar brazos Con los años, tener unos

Continúa leyendo

Guía para principiantes: primeros pasos en un gimnasio

Cada día veo personas en su primer día de gimnasio deambular por la sala sin saber hacia dónde dirigirse o en qué máquina ponerse a trabajar. Y es que cuando decides apuntarte por primera vez al gimnasio, ya sea para perder peso o para ponerte en forma, te surgirán varias dudas que probablemente no sabrás cómo resolver por ti mismo. Por ello es necesario que tengas en cuenta algunas cosas.

Continúa leyendo

Cómo motivarnos para ir al gimnasio

Ir al gimnasio cuesta. Y te lo digo yo que trabajo en uno y veo a diario cómo la gente se apunta y a las dos semanas deja de ir. Es muy cómodo llegar a casa y tumbarse en el sofá en vez de ir a levantar unas pesas o sufrir una clase intensa de spinning. Para evitar las tentaciones del sedentarismo hay que buscar motivaciones que nos hagan desear

Continúa leyendo