Un verano ‘enmascarado’

Photo by Bára Buri on Unsplash

Photo by Bára Buri on Unsplash

Diseño sin título (11)(pic by canva)

Tras un duro y largo  invierno de confinamiento, hemos recibido al verano, con muchas ganas de relaciones y sensaciones que otros años.

Cada año, el verano nos baña de novedades: musicales, estilos, accesorios, peinados, gastronómicas, lugares… Cualquier decisión tiene una opción de moda.

Este verano nos ha llegado enmascarado, en el sentido más literal de la expresión.

La mascarilla, es el complemento además de obligatorio, protector de nuestras vidas y nuestras relaciones.

Parece que el mercado ha aceptado la situación antes que las personas, entretenidos en el dilema  “mascarilla: si/no”  mientras debatimos usarla, podemos comprarla en cualquier lugar, desde el mercadillo de playa a la tienda de barrio, pasando por  opciones  sofisticadas y costosas.

El sector textil se ha adueñado de esta situación, de tal manera que antes de acabar de instaurarnos el hábito de utilizarla, hay mil formas, modelos, colores y estilos.

El complemento estrella del verano 2020  ha sido impuesto por la situación  y a medias aceptado por la población.

Las motivaciones para utilizar mascarilla son variadas, como suele serlo la moda.

TE PROPONGO PALABRAS…

Diseño sin título (13)

La mascarilla nos lleva a un verano enmascarado y a la vez, nos recuerda algunas palabras importantes para que nos habiten, más allá del verano.

   – Utilizar la mascarilla es una forma de proteger y cuidar a tu comunidad, tanto o más que a ti.

   – La mascarilla es un potente símbolo de comunicación, además de elegir modelos y estilos, elige utilizarla para comunicar respeto por el prójimo.

   – La mascarilla tapa tu sonrisa pero es la oportunidad de destapar tu generosidad.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*