Practica yoga durante el embarazo

Ya sabes que soy una fanática del yoga, pero es que realmente es un deporte perfecto para cualquier persona de cualquier edad y sexo. Y es que pocas personas tienen contraindicada la realización del yoga, ya que puede ser útil para trabajar en la curación de algunas dolencias.

Practica yoga durante el embarazo

Uno de los grupos que puede tener dudas acerca de la conveniencia o no de acudir a clases de yoga pueden las embarazadas. El ejemplo más cercano que tengo es el de mi hermana, que practicó yoga durante el embarazo de uno de mis sobrinos. ¿Quieres saber lo bueno que puede resultar el yoga durante tu embarazo?

Es perfectamente compatible embarazo y yoga

Aunque no hayas estado embarazada, seguro que sabes de sobra que en esta época tu cuerpo sufre cambios que te impiden realizar determinados movimientos. Además, no puedes realizar esfuerzos físicos para asegurar un embarazo correcto. ¿Qué es lo malo de todo esto? Que reduce mucho las posibilidades de actividades físicas que puedes realizar durante este periodo.

Aunque es cierto que no hay muchas opciones entre las que elegir, el yoga sí es una posibilidad. Al tratarse de una disciplina en la que el cuerpo y la mente están conectados y se trabajan simultáneamente, puede ser muy útil para ayudar al correcto desarrollo del embarazo, ya que durante las clases puedes aprender a controlar tu mente y, sobre todo, tu respiración.

Si eres capaz de controlar tu respiración, te será mucho más sencillo relajarte y ese es un aspecto muy a tener en cuenta, ya que te será de gran ayuda cuando llegue el momento del parto. Con el yoga buscas alcanzar la armonía entre cuerpo y mente, que durante esta etapa es muy importante tanto parta ti como para el bebé.

Tiene muchos beneficios para las embarazadas 

Si te decides a practicar yoga durante el embarazo, verás que experimentas diferentes sensaciones. Por ejemplo, la práctica del yoga durante el embarazo contribuye a reducir la tensión acumulada en diferentes zonas del cuerpo, algo que sin duda agradecerás.

También el yoga te ayuda a mejorar la elasticidad de algunas partes del cuerpo que sufren cambios constantes durante el embarazo, lo que ayudará a que tengas un embarazo más tranquilo y seguro. Incluso se ha comprobado que practicar yoga durante el embarazo ayuda a sobrellevar mejor las contracciones durante el parto.

La espalda y la pelvis sufren mucho durante el embarazo, ya que están sometidas a constantes cambios para adaptarse al crecimiento del feto. Las posturas de yoga contribuyen a facilitar a ambas zonas el proceso de cambio. Con el yoga conseguirás llevar el embarazo de una manera más sosegada, ayudándote a mantener alejado el estrés y la ansiedad, que pueden ser negativos para el feto.

El hecho de estar embarazada no supone ningún impedimento para que puedas practicar yoga, así que ¡anímate!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*