Descubre las características del Xin Yi

El taichi es, junto con el yoga, una de las disciplinas orientales más populares en nuestro país. Hay tanta gente en las clases que me están entrando ganas de practicarlo. Trata de transmitirnos las enseñanzas de la cultura asiática para unir nuestro cuerpo y mente en un solo ser.

Tai chi girl

Hoy os voy a hablar de una de sus modalidades: el Xin Yi, que cuenta con varios aspectos importantes.

Origen y llegada a Europa

Aunque tiene su origen hace varios cientos de años en China, el taichi Xin Yi se mantuvo desconocido para el mundo occidental hasta el siglo XX. Su llegada se produjo porque el Gran Maestro Tai Yi Zhen Rhen encomendó a Xia Zi Cai, uno de sus discípulos, viajar a Europa para difundir las enseñanzas que proponía el Xin Yi.

Debido a esa tardanza en llegar a Occidente, probablemente sea uno de los estilos de taichi menos populares, aunque esto está cambiando con el paso de los años.

Tiene dos ramas principales

En el taichi Xin Yi existen dos ramas principales: el interno o Nei Gong y el externo o Wai Gong. Cada uno tiene sus propios ejercicios. Por ejemplo, en la rama interna puedes aprender cinco tipos de técnicas básicas: el taichi Chuan, el taichi Jian o con espada, el Tui Shou o empuje de manos, el Qi Gong y el sistema de longevidad. Cada uno de ellos se aprende por separado y de forma gradual.

Además de estas técnicas de movimiento, la rama interna cuenta también con varios tipos de respiraciones y con otro tipo de ejercicios complementarios a los básicos. El elemento característico del taichi Xin Yi es la manera en que se ejecutan los movimientos, ya que todos ellos se hacen de manera lenta, continua y circular, llevando la fuerza desde el interior al exterior suavemente.

Un aspecto que me llamó muchísimo la atención cuando descubrí esta rama del taichi es que todos los movimientos se empiezan a practicar por la izquierda, ya que es la zona en la que está el corazón “Xin”. A la hora de realizar los ejercicios, es fundamental que tu mente esté relajada y concentrada en los movimientos que tienes que hacer.

Si te gusta el taichi, anímate y pruébalo. ¡Seguro que te sientes mejor tanto física como mentalmente!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*