Se acerca el verano, ¿qué tipo de depilación láser es el más adecuado?

Aunque no lo parezca, el verano está más cerca de lo que creemos. Y esta época del año es sinónimo de protección solar, cuidado más profundo de la piel, depilación láser…

Por eso he decidido hablar hoy de ella. Hay distintos tipos de láseres, distintas formas de trabajarlo, y no todas son adecuadas para todo el mundo. Por lo que espero que con este “preguntas y respuestas” consiga solucionar todas vuestras dudas y os terminéis de decidir sobre este tratamiento.

1. ¿Qué tipo de láseres existen y con cuál trabajamos en nuestra clínica?

Encontramos dos tipos de láseres: láser de diodo y láser alejandrita. 

El láser de diodo es el adecuado para trabajar sobre cualquier tipo de pieles, sin importar que se trate de pieles más blanquitas o de pieles más bronceadas, siempre y cuando se note la diferencia entre el pelo y la piel.

Por tanto, este tipo de láser se puede aplicar sobre cualquier tipo de piel. Para que esto sea posible y para que se obtengan los mejores resultados, una semana antes y una semana después de la aplicación, la zona tiene que estar completamente cubierta, no puede estar en ningún momento en contacto con el sol. 

Imagen de design_12345678 en Pixabay

Imagen de design_12345678 en Pixabay

Lo que hace el láser es captar la melanina, por lo que cuando nosotros lo aplicamos, no se sabe si lo que está captando es la melanina del pelo o de la piel. Si durante los días anteriores, la piel ha estado en contacto con el sol, esto provoca que la melanina de la piel esté activa. Si aplicamos el láser cuando la melanina de la piel está activa, se puede producir una quemadura. Por lo que se trata de un tema muy importante que debemos de cumplir con exactitud para que nuestra piel no sufra ningún daño.

En nuestra clínica trabajamos con el láser de diodo, porque aparte de que se puede aplicar sobre todo tipo de pieles, cuida la suavidad de la piel y es muy efectivo desde el primer momento, notándose los resultados desde la primera sesión.

 2. ¿Cómo se trabaja con el láser de diodo?

Para poder trabajar con este láser, el paciente debe acudir a la clínica totalmente rasurado. Se le aplicará el láser y a los o tres días, comenzará a salirle el vello.

A partir de los 15 ó 20 días, será cuando el vello que se le ha tratado en la primera sesión, comience a desaparecer, porque la depilación láser solo es efectiva en la fase 1, que es cuando el pelo está pegado a la raíz. En el resto de fases, las otras dos, no es efectivo, por lo que dependerá mucho del vello con el que el paciente cuente en la primera fase.

3. Me hice la depilación láser hace unos años y en la actualidad tengo vello en algunas zonas, ¿Qué debo hacer? ¿Me tengo que hacer la depilación láser de nuevo?

Estos casos son muy comunes, y el principal problema que se presenta en estas ocasiones, es que si aplicamos el láser de nuevo en toda la zona, podemos favorecer la aparición de nuevo pelo. Esto es porque seguimos teniendo folículos por todo el cuerpo, por eso se dice que la depilación es definitiva pero no para siempre, ya que vamos a seguir teniendo los folículos por todo nuestro cuerpo.

Cuando se hacen los repasos y hay tan poco vello, aunque la potencia que utilicemos sea muy elevada, se corre el riesgo de volver a estimular esos folículos que están adormecidos y activarlos. Con esto provocaremos que vuelva a aparecer todo el vello de nuevo.

Por todos estos motivos, cuando hay poco vello, no recomendamos volver a aplicar el láser, sino que aconsejamos que se utilicen las pinzas. 

 

La cara es una de las zonas de nuestro cuerpo con la que más cuidado debemos tener, por las razones contadas anteriormente, ya que si tenemos un par de pelos y en vez de actuar sobre esos pocos pelos, aplicamos el láser por toda la zona, estimularemos esos folículos, favoreciendo de nuevo el crecimiento de vello por toda la zona.

 4. ¿Qué diferencias hay entre el láser y la luz pulsada?

La diferencia entre ambas técnicas es la potencia con la que se trabaje. Si utilizamos una potencia baja, lo que estamos haciendo no es depilar, sino retrasar el crecimiento del vello, pero no lo estamos eliminando.  Mientras que si utilizamos una potencia elevada, ya sí estamos haciendo depilación láser y estamos eliminando ese vello.

Espero haber aclarado vuestras dudas ¡a prepararse para el verano!

 

Dra Ana Maldonado

Médico Especialista en Medicina estética facial y corporal 

www.draanamaldonado.com

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*