¿Cómo debes proteger y cuidar tu piel del sol?

Ya llegó el temido, o el deseado verano. Nos guste más o menos, lo que si es común en todos los casos, es que tenemos que proteger y cuidar nuestra piel del sol como en ninguna otra estación del año.

Photo by Toni Cuenca from Pexels

Photo by Toni Cuenca from Pexels

– El sol es el principal culpable de la aparición de melanomas y en muchos casos el único

– Se estima que se producen 3.600 nuevos casos de melanoma al año en España; en torno a 8,75 casos anuales por cada 100.000 habitantes. 

– Se tiene la concepción de que es un tipo de cáncer poco agresivo, pero no es así. De entre los tumores malignos cutáneos es el más agresivo y mortífero. Su peligro se basa en la elevada capacidad de los melanocitos para afectar a las capas más internas de piel. A su vez, estas pueden convertirse fácilmente en metastásicas, provocando que se desarrollen tumores en los órganos internos.

Por todo esto y por mucho más, tenemos que proteger nuestra piel de los rayos del sol. Para ello, os dejamos unos cuantos consejos que esperamos que tengáis en cuenta durante este verano. Sobretodo a lo largo de estos días tan calurosos, en los que nos enfrentamos a esta gran ola de calor:

1. Evita las horas centrales del sol

Es muy importante evitar las horas más peligrosas para la exposición al sol, entre las 11 y las 16 horas. Además, debes proteger tu rostro con factor de protección 50.

Imagen de Alehandra13 en Pixabay

Imagen de Alehandra13 en Pixabay

2. Aplica el protector solar 30 minutos antes de bañarte

Cuando vayas a la playa o a la piscina, aplícate el protector solar al menos 30 minutos antes de bañarte. No se suele respetar este tiempo y es muy importante, ya que debemos esperar a que nuestra piel absorba bien la protección. Lo ideal sería aplicarse la protección solar antes de salir de casa, para que cuando nos expongamos a los rayos del sol, la piel ya haya absorbido la protección solar.

3. Utiliza un protector contra los rayos UVA Y UVB

Estos tipos de radiación son muy perjudiciales para nuestra piel. Afectan a nuestra piel de manera diferente según la época del año.

Los rayos UVA nos afectan más en invierno, pudiendo provocar el envejecimiento, manchas y melanomas en nuestra piel.

Los rayos UVB nos afectan más en verano, provocando quemaduras en nuestra piel, tras una larga exposición al sol.

 

4. Utiliza prendas para proteger la cabeza

Sombreros, gorros, gorras…la prenda que más te guste. Lo importante es cubrir la zona para evitar que le den directamente los rayos del sol.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*