Cuida correctamente la piel de tu bebé en verano

Estamos en la época del año en el que las temperaturas son más altas. Por eso debemos evitar salir a la calle durante las horas de mayor exposición solar, mantenernos hidratados en todo momento, utilizar protector solar…

Si juntamos las altas temperaturas con niños y personas mayores, los cuidados deben ser extremos. La piel de los más pequeños y de las personas mayores, es muy sensible por lo que debemos cuidarla de forma especial, para evitar la deshidratación y las quemaduras.

Si nos centramos en los más pequeños, el ambiente de playa no es el más idóneo para ellos, sobre todo si tienen menos de 6 meses, debido al sol intenso y al viento. En estos casos, lo recomendable es pasear al bebé en su cochecito, protegiéndolos del sol, con protección solar y un sombrero.

Si tienen más de 6 meses, ya pueden comenzar a disfrutar más del sol y de la playa, pero de forma limitada, con mucha protección solar y un sombrero o gorra.

Summer-boy

Crédito fotografía: Jelleke Vanooteghem en Unsplash

Aunque eso sea lo más importante, no debemos olvidarnos de los siguientes consejos:

1. Cuida su higiene 

Las altas temperaturas y la humedad del mar provocan que el bebé sude más. Esto puede provocar que aparezcan distintas lesiones: en los pliegues cutáneos o eritema del pañal…Por esto tenemos que prestar especial atención a la higiene de los más pequeños, bañándolos diariamente con un gel especial para bebés y aplicando cremas protectoras e hidratantes. 

2. Vigila su alimentación

Si el bebé es lactante, deberá continuar con la lactancia materna. Lo importante en estos casos es que la madre tome un suplemento de líquidos para que la producción de la leche no disminuya.

Si por el contrario, está tomando leche de fórmula, en días muy calurosos podemos añadir 10 cc de agua por biberón, para que el pequeño beba más agua, un aspecto esencial para evitar la deshidratación.

Photo by Jelleke Vanooteghem on Unsplash

Photo by Jelleke Vanooteghem on Unsplash

 

3. Utiliza ropa adecuada para el bebé

Cuando las temperaturas son tan altas, la ropa del pequeño debe ser transpirable y escasa, pero nunca debe permanecer desnudo.

El material de la ropa de vestir y la ropa de cama, debe ser de fibras naturales (hilo, algodón o lino), a ser posible sin fibra, no demasiado ajustada al cuerpo, para que éste se pueda mover cómodamente. Con respecto al color de la ropa, es preferible que sean colores claros y suaves, para conseguir evitar las altas temperaturas.

4. Controla el ambiente 

La temperatura de la habitación en la que se encuentre el bebé es un factor muy importante al que debemos prestar mucha atención. La temperatura no debe superar los 24ºC, la ideal sería 22ºC.

Debemos ventilar la habitación diariamente durante al menos una hora, en las horas más frescas del día. Lo ideal es por la mañana, en las horas más tempranas.

Por último, podemos utilizar el aire acondicionado para refrescar la habitación. Al contrario de lo que podamos pensar, el beneficioso para el bebé, siempre y cuando no le de directamente que el nivel de humedad de la habitación no baje del 60%.

sun boy

Crédito fotografía: Luke Michael en Unsplash

5. Baños más largo y con agua más fresca 

Durante esta época del año tan calurosa, podemos bañar a nuestro pequeño con agua más fresca y aumentando la duración del tiempo de baño. Además, en días de mucho calor, podemos bañarlo más de una vez.

Si nuestro pequeño tiene más de 6 meses, también podemos bañarlo en la piscina o en la playa. 

6. Mantener al bebé bien hidratado 

Hay que tener en cuenta que la alimentación del bebé se basa exclusivamente en la leche materna o de fórmula, y ambas contienen una gran cantidad de agua, más concretamente, un 87%. Por lo que suministrarle líquidos suplementarios no es muy necesario.

Aún así, en momentos de mucho calor, podemos darle pequeñas cantidades de agua para suplir las pérdidas de líquido por el sudor. 

Son pequeños consejos para conseguir que nuestro pequeño no sufra mucho las altas temperaturas y para mantener bien protegida su piel. 

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*