Cómo cuidar tu piel de cara a la primavera

Poco más de 15 días para que comience la primavera, y es que como dicen por ahí, ¡la primavera la sangre altera! Y no podemos solo aplicar esto a la sangre , sino que nuestra piel también nota el cambio de estación y sufre las consecuencias de la misma. Por eso debemos comenzar a preparar nuestra piel para esta nueva época del año y para el verano. 

La primavera es una estación bastante más húmeda que el invierno. Tras los meses tan fríos de invierno, nuestra piel se reseca y debemos repararla de cara a la primavera y al verano. Los cambios climáticos que trae consigo la primavera: días de mucho calor, días de mucho frío, cambios bruscos de temperatura, hacen que debemos prestarte especial atención a nuestra piel y comenzar a hidratarla y a protegerla de estos factores externos. 

Photo by Analise Benevides on Unsplash

Photo by Analise Benevides on Unsplash

1. Exfolia tu piel una vez a la semana

Los expertos calculan que durante el invierno producimos hasta 30.000 células muertas, por lo que somos incapaces de deshacernos de ellas de forma natural. Por eso necesitamos un buen exfoliante que nos ayude a renovar nuestras células, a eliminar las moléculas muertas, para conseguir así una piel más suave.  Así que no olvides este primer paso de exfoliar tu piel al menos una vez a la semana. 

2. Hidrata tu piel diariamente

Este es otro must que no puede faltar en tu lista de cuidados diarios. El uso de crema hidratante debería formar parte de tu rutina diaria de cuidado y belleza. Nutrir, reparar y humedecer nuestra piel son los principales objetivos para conseguir penetrar en las capas inferiores, tejidos y moléculas. 

Lo mismo que en invierno lo más recomendable es utilizar cremas más densas, en primavera lo mejor es utilizar cosméticos más ligeros. 

También es muy importante hidratar nuestro interior. Por lo que beber 2 litros de agua diariamente y llevar una dieta sana y equilibrada se convierte en otro imprescindible de nuestra rutina diaria. 

Photo by Siora Photography on Unsplash

Photo by Siora Photography on Unsplash

3. Protege tu piel de los rayos del sol

Los rayos del sol son perjudiciales en cualquier momento del año, sobre todo si no nos aplicamos la protección adecuada. Siempre insisto mucho en la necesidad de aplicarnos protección solar durante todo el año, pero con la llegada de la primavera y con la subida de las temperaturas, debemos intensificar y prestar más atención a su aplicación. 

Aunque necesitamos los rayos del sol para asimilar la vitamina D, tenemos que tener cuidado con la exposición al mismo. Por lo que utiliza crema con un factor de protección suficiente para evitar el envejecimiento de la piel, las manchas y el deterioro de los tejidos.  

4. Cuida tu cuello, el escote y el contorno de ojos

La zona que antes envejece de nuestro rostro es el contorno de ojos, debido a que la piel es mucho más fina y frágil. Por eso es imprescindible cuidar más específicamente esta zona de la cara, para evitar la aparición de arrugas que se acentúan con el sol. 

El cuello y el escote son zonas que durante el invierno no están expuestas al sol ya que suelen estar tapadas con la ropa. Por lo que al comenzar a exponerlas a los rayos del debemos tenerlas bien hidratadas y protegidas de los rayos del sol. 

Photo by Allef Vinicius on Unsplash

Photo by Allef Vinicius on Unsplash

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*