¿Puedo hacerme la depilación láser teniendo la piel bronceada?

Photo by BARBARA RIBEIRO from Pexels

Photo by BARBARA RIBEIRO from Pexels

Atrás quedaron los días de verano, el otoño ha llegado haciéndose notar. Por suerte, esta estación siempre viene con algunos días cálidos que nos permiten seguir luciendo el bronceado que tantas horas del sol nos costó. En este periodo del año se retoman también las rutinas y nuevos propósitos: de alimentación, trabajo e incluso de belleza y bienestar. Se llenan los gimnasios, peluquerías y salones de belleza.

Uno de los hábitos que más nos urge recuperar es el tratamiento de depilación láser, pues por lo general, dicho tratamiento se corta durante el verano al ser incompatible con la exposición solar. ¿Pero qué ocurre después? ¿Cuánto hay que esperar para poder volver a hacerlo?

Lo primero que tienes que saber es que el tratamiento será más efectivo y seguro cuanta menos melanina tengamos en la piel. De forma habitual, las pieles naturalmente morenas necesitan un mayor número de sesiones para obtener los mismos resultados que una persona con piel clara. Además el láser puede ser más doloroso debido a que es necesario aplicar una mayor cantidad de energía para compensar una menor absorción. ¿Por qué ocurre esto?

Photo by joão guilger on Pexels

Photo by joão guilger on Pexels

Esta técnica de depilación tiene como finalidad destruir los folículos pilosos, responsables del crecimiento del vello mediante energía láser. La melanina es el fotoprotector natural de nuestra piel y es el encargado del bronceado. El objetivo es calentar la melanina hasta que la raíz del pelo muere, puesto que esta absorbe toda la energía de la misma forma que lo hace con la radiación solar. Cuanta más melanina haya en la piel más se calienta, multiplicando así las probabilidades de producir quemaduras.

Para poder empezar, lo aconsejable es que se haga respetando un mes o mes y medio tras la última exposición solar.  Dependerá mucho del tipo de piel. Hablamos de zonas muy expuestas a radiación, en zonas más protegidas como axilas e ingles podrá realizarle con un periodo de seguridad bastante más corto.

Photo by Cottonbro on Pexels

Photo by Cottonbro on Pexels

Ten en cuenta estos consejos para un apropiado cuidado de la zona afectada por el láser y un resultado efectivo:

  • Rasura el vello, no lo extraigas: tanto antes del tratamiento como después puesto que rompes el ciclo folicular.
  • Para aplicar el láser es necesario ver el vello, procura no rasurarte justo antes de la cita, prográmalo un par de días antes.
  • No utilices prendas muy ajustadas o de tejidos duros el día de la sesión puesto que la piel queda bastante sensible y podrías dañarla.
  • Aplica alguna crema calmante que mantenga hidratada la piel tras la sesión.
  • Respeta los periodos de descanso entre sesiones. No tengas prisa, hará más efectivo el resultado.

Y recuerda: cada tipo de piel y pelo necesita un tratamiento diferente, deja que te asesoremos.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*