5 trucos caseros imprescindibles para tu rutina de belleza

Photo by Christin Hume on Unsplash

Photo by Christin Hume on Unsplash

No nos tenemos que ir muy lejos para encontrar los productos cosméticos con mejores resultados del mercado. Puedes encontrarlos todos en la tienda de tu barrio y es que nuestras madres y abuelas conocen los mejores remedios de belleza caseros para rostro, piel y pelo.

Una vez que los pruebes no podrás vivir sin ellos, ¡atenta!

1. Ilumina tu mirada

Las ojeras y bolsas son uno de los problemas más comunes a la hora de querer lucir un cutis radiante y cuidado. La molesta hiperpigmentación bajo el ojo se debe a un exceso de melanina por la dilatación de los capilares, la piel de esta zona es tan fina que deja ver lo que ocurre tras ella. Además la inflamación de esta zona se puede deber a la acumulación de agua, grasa o toxinas que sumadas a la falta de sueño o el consumo de alcohol y tabaco  provocan la deshidratación de la zona.

Un gran remedio casero consiste en aplicar sobre el ojo cerrado y su contorno un disco de algodón remojados en una infusión de manzanilla. Déjalo actuar todo el tiempo que puedas. 

Además, para luchar con las bolsas lava tu rostro con agua fría por las mañanas. Si tienes tiempo date un masaje con un poco de hielo alrededor de los ojos, notarás en seguida su efecto antiinflamatorio devolviendo la luz a tu mirada.

2.El remedio de las abuelas contra la celulitis

Se trata de un truco muy antiguo pero que muchas cremas anticelulíticas siguen incluyendo en sus fórmulas. Este remedio consiste en preparar una crema exfoliante casera con café molido y azúcar mezclados con algún aceite como puede ser el de coco. Trata las zonas afectadas con esta pasta masajeando en forma circular durante unos minutos. Aclara con agua tibia y además de combatir la celulitis notarás una piel renovada en unas semanas.

Otra variante a esta técnica consiste en mezclar directamente el café molido en un bote con tu gel habitual. Realiza el mismo proceso y si lo prefieres lávate con el jabón limpio después para desprenderte del olor.

Photo by Robert Shunev on Unsplash

Photo by Robert Shunev on Unsplash

 3. Labios hidratados

En muchas ocasiones los labios se encuentran secos y agrietados, sobre todo en esa época como consecuencia de la entrada del frío. A continuación te damos la solución a esas grietas y pellejitos tan molestos. Todo lo que tienes que hacer es mezclar en un tarrito un poco de aceite de coco al que vas a añadir un poquito de azúcar. Si no tienes aceite de coco puedes sustituirlo por aceite de oliva o por un poco de vaselina, el efecto será el mismo.Mezcla bien y aplica suavemente sobre los labios masajeándolos. Realiza el proceso durante un par de minutos, retira el exceso e hidrata con tu gloss preferido. ¡Los resultados son inmediatos!

4. Pestañas perfectas

Otro truco tan antiguo como efectivo es la hidratación de pestañas. Cuando no te vayas a maquillar aprovecha para aplicar con un bastoncillo un poco de vaselina neutra en la base de tus pestañas y déjala actuar. También puedes utilizar aceite de oliva. Te sorprenderán las propiedades hidratantes de estos productos que harán crecer tus pestañas más fuertes y brillantes. Además es recomendable cambiar de vez en cuando la máscara de pestañas puesto que es una composición bastante agresiva que las maltrata. Cambiar de fórmula las dejará descansar de ciertos componentes.

 

Photo by Tommy van Kessel on Unsplash

Photo by Tommy van Kessel on Unsplash

5.Devuelve la vida a tu pelo con el secreto de las brasileñas

Este truco casero lo dio a conocer la modelo Adriana Lima, afirmando que es un remedio natural muy común entre las mujeres brasileñas. Y es que el aceite de aguacate y el de coco son los únicos capaces de penetrar en la fibra capilar para su reparación.

Para su elaboración machaca un aguacate maduro y mézclalo bien integrándolo con tu acondicionador favorito. Tienes que aplicarlo sobre el cabello húmedo a modo de mascarilla y dejarlo actuar todo el tiempo que puedas, mínimo una hora. Notarás tu cabello mucho más nutrido y fortalecido.

En cambio si lo que quieres devolver es el brillo, el mejor arma es el vinagre de manzana. Hazte un lavado de pelo con vinagre blanco de manzana dejándolo actuar unos minutos. Aclara con agua tibia y lava de forma habitual. Devolverás el brillo y la sedosidad a tu cabello.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*