3 recomendaciones para devolver la luz a tu rostro

Se aproximan fechas señaladas y es una ley no escrita lucir radiante estos días. La luz en el rostro es sinónimo de belleza y juventud, y a todas nos encantaría tener una tez fina, suave y luminosa que irradie por sí misma. Existen factores que nos lo ponen bastante difícil: además de la edad, malos hábitos como no tener una correcta higiene facial o no descansar lo suficiente van apagando nuestra luz facial poco a poco.

A continuación te damos 3 recomendaciones que deberás respetar desde ahora y para siempre si tu deseo es lucir una piel de porcelana:

1: Sigue una rutina de limpieza e hidratación adecuada

Es de vital importancia tener una correcta rutina facial. Limpia e hidrata tu rostro todos los días aunque no te hayas maquillado. Una adecuada rutina implica:

  1. Desmaquilla tu rostro con agua micelar y lávate después con un jabón adecuado. No te saltes este paso aunque no estés maquillada pues la piel acumula impurezas de igual forma. Lo ideal sería hacerlo tanto por la mañana como por la noche.
  2. Aplica un tónico con ayuda de un algodón. Tonificar la piel sirve para equilibrar el PH, ayudando a cerrar el poro y a preparar la piel para absorber el resto del tratamiento.
  3. Es el momento del sérum, el producto más concentrado de la rutina. Los hay con diferentes acciones reparadoras y no es imprescindible en pieles jóvenes. Aplica 2 o 3 gotas a toquecitos con la mano.
  4. El paso más importante: hidrata tu piel con la crema de día o de noche masajeando con movimientos circulares en rostro y cuello.
Photo by Bennie Lukas Bester on Unsplash

Photo by Bennie Lukas Bester on Unsplash

2: Adoptar hábitos saludables

Tener unos hábitos saludables es la clave para que el resto de esfuerzos por tener una piel radiante den resultado.

  • Cuida tu alimentación: evita los alimentos procesados e incluye en tu dieta productos ricos en vitamina C y vitaminas del grupo B (frutas, legumbres, pescados…). Picar frutos secos también ayuda puesto que aportan aceites esenciales para la nutrición de la piel.
  • Descansa: duerme las horas recomendadas mientras constituyan un descanso efectivo.
  • El alcohol y el tabaco están prohibidos: tiene efectos negativos sobre la piel ya que favorecen el envejecimiento prematuro.
  • No salgas sin protector solar sea cual sea la estación del año.
  • Fin de la vida sedentaria: hacer ejercicio favorece la renovación de células. Es necesario moverse al menos una hora cada día.

3: Para ocasiones especiales recurrimos al maquillaje

Los iluminadores están a la orden del día y tienen el poder de cambiar por completo la forma del rostro.Se utilizan para dar luz a unas zonas estratégicas aportando una sensación de elevación que hace parecer la tez mucho más estirada. ¿Cuáles son estas zonas?

  • Sobre el hueso del pómulo: muy focalizado sin extendernos demasiado.
  • Sobre la nariz: muy localizado en el centro del tabique para no hacerla parecer ancha.
  • Sobre el arco de cupido: es decir, sobre el centro del labio superior lo que resaltará también el color de los labios.
  • En la barbilla: en el centro del mentón para dar amplitud al rostro. 
Photo by Damir Spanic on Unsplash

Photo by Damir Spanic on Unsplash

Pero recuerda que el mejor remedio para una piel sana es tener una higiene facial adecuada, beber mucha agua y tener una alimentación rica y equilibrada.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*