Cinco deportes que practicar cumplidos los 50

Mantenerse activo después de los 50 años tiene enormes beneficios, no solo para para los que quieren mantenerse en buena forma y con un gran aspecto físico durante sus años dorados, sino también para los que desean vivir más sanos y felices esta nueva etapa vital.

Quizás algunos que acaban de cumplir los 50 pueden ver practicar una actividad deportiva  como algo un poco intimidante o de riesgo, pero hay muchas opciones y he reunido algunas de ellas.

1. Natación

La natación es uno de los mejores deportes a cualquier edad. Los principales beneficios de la natación pasados los 50 es que es capaz de cuidar tu sistema cardiovascular a la vez que protege y mejora el estado de tus articulaciones y tus huesos. De hecho, hay quienes ven en la natación así como la fuente de la eterna juventud. Investigadores de la Universidad de Indiana, en Estados Unidos, detectaron que la práctica habitual de la natación puede retrasar sustancialmente el declive de los marcadores de edad como la presión arterial o la pérdida de masa muscular.

natacion50

2. Ciclismo

El ciclismo es un deporte sorprendentemente popular entre las personas mayores de 50 años. Según algunas estimaciones, se considera que 1 de cada 3 ciclistas en activos tienen edades comprendidas entre los 60 a 79 años de edad. Los beneficios del ciclismo están sobradamente documentados: fortalece el corazón, tonifica los músculos, mejora el riego sanguíneo, reduce el colesterol y disminuye la probabilidad de padecer cáncer y diabetes. Solo hay una salvedad; en el caso de los hombres si padecen o han padecido problemas de erección deben ajustar bien el sillín para evitar el adormecimiento de la zona y prevenir la aparición de una disfunción de este carácter, ya que existe un mecanismo traumático que al montar sobre el sillín ejerce una presión sobre los nervios y vasos sanguíneos de la zona.

Pixabay

Pixaba

3. Tenis

Los beneficios del tenis para la salud están relacionados con el aumento de la capacidad aeróbica, la disminución de la frecuencia cardíaca en reposo y las respuestas a la presión arterial, la mejora de la función metabólica, el mantenimiento de la masa ósea, la mejora del tiempo de reacción y la disminución de la reactividad ante situaciones de estrés.

Pixabay

Pixabay

4. Yoga

Si es cierto que llegados a una edad, al finalizar la década de los 50, no importará lo en forma que desees ponerte, eventualmente la capacidad anaeróbica del cuerpo decaerá un poco. En ese momento, una actividad un poco más lenta como el yoga puede ser una gran opción. Sin embargo, esto no es óbice para que puedas comenzar a disfrutar de los beneficios del yoga desde hoy mismo, ya que puede ayudarte a mejorar la flexibilidad, la resistencia y la concentración.

Pixabay

Pixabay

5. Golf

El golf es probablemente el juego por antonomasia que se nos viene a la mente al imaginar los deportes que la gente disfruta en sus años dorados. Es un deporte de técnica, no de fuerza bruta.  Jugar al golf de forma habitual aumenta la flexibilidad de los músculos y las articulaciones porque requiere un rango completo de movimientos. Pero incluso los golfistas ocasionales, que juegan un par de días a la semana, pueden verse caminando varios kilómetros mientras lo practican, y así realizando indirectamente otra actividad física.

Pixabay

Pixabay

Espero que te haya gustado el artículo. ¿Hay algún otro deporte que incluirías?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*