Cómo superar los momentos más difíciles en la vida

En la vida viviremos todo tipo de altibajos. A veces nos sentiremos felices, mientras que en otras nos sentiremos abrumados por la tristeza. Incluso en un mismo día puedes notar cómo la euforia y las penurias se apropian de tus emociones. Y aunque lo normal es que intentemos sonreír, las situaciones difíciles pueden ponerse más complicadas de lo esperado, y es entonces cuando empieza un examen en la vida que, si aprobamos, reforzará nuestro estado psicológico.

El hecho de cómo reaccionamos ante estas situaciones difíciles muestra la personalidad que realmente tenemos, además de que nos hace ver las cosas desde otra perspectiva. Es decir, los periodos complicados se traducen en desarrollo personal, además de que nos ayuda a apreciar esos momentos en los que en otra época no les dábamos nada de importancia.

Ahora bien, ¿cómo podemos manejar estas situaciones, especialmente cuando sentimos que el mundo se nos viene encima? Aquí compartimos algunos consejos de los mejores psicólogos y especialistas para tener una vida más feliz.

superacion problemas

Céntrate en aquello que puedes tener bajo control

Muchas de las cosas que nos suceden a lo largo de la vida son incontrolables: desde un mal clima, pasando por que el amor de tu vida ya no esté enamorado de ti y te deje, que sufras una infidelidad o que la empresa para la que trabajas cierre y te quedes sin empleo.

Muchas veces nos lamentamos por estas situaciones, pero lo cierto es que se escapan de nuestro control, y por mucho que intentamos o esperamos que cambien, eso no sucederá. En cambio, debes poner foco a aquellas cosas que no puedes cambiar. Por ejemplo: ¿te han dejado? Retoma tu vida anterior, queda más con tus amigos y disfruta de tus aficiones. ¿Te han despedido y no hay marcha atrás? Esfuérzate en encontrar otro trabajo o crear el tuyo propio.

En conclusión: acepta lo que no puedes cambiar, y haz todo lo posible por mejorar lo que está en tus manos.

No guardes rencor

Es uno de los consejos más importantes que vas a recibir. Si has discutido con alguien, si te han hecho daño o si te han defraudado, es humano que te enfades en el momento. Pero con el tiempo, el rencor debe ir desapareciendo, sobre todo si esa persona ya no va a formar parte de tu vida. Y es que la ira solo te afectará a ti y a nadie más.

Tu dolor es tuyo, y tú decides cómo afrontarlo

Puede sonar un poco utópico, pero es la realidad. En algún instante la tristeza y el dolor se apoderarán de ti, y no tienes por qué afrontarlos según los gustos de quienes te rodean o de quienes no dejan de darte consejos. Cierto es que no debemos dejarnos hundir, pero la psicología explica que existen muchos caminos para superar el dolor, y tú debes hacerlo de la forma que te transmita más paz, del modo que necesite tu mente.

Non hace falta que pongas una sonrisa cuando no estés feliz, ni tampoco que sigas las directrices de quienes quieren verte bien. Aunque debes escucharles, también debes prestar atención a lo que te pide tu corazón y dejarte llevar para que, poco a poco, el dolor se vaya mitigando.

Pon un poco de orden a tu vida

Existen algunos hábitos que nos crean ansiedad y crean una disrupción de la felicidad, pero también existen otros hábitos que te ayudarán a recuperarla. Generalmente, suelen ser pequeñas costumbres como hacer la cama, mantener la higiene diaria, lavarse los dientes, ducharse, peinarse, afeitarse, ordenar la casa, hacer los números del hogar…

Es muy probable que te hayas dejado muchos de estos asuntos ante el dolor y la desdicha, pero haciendo un pequeño esfuerzo en poner en orden tu vida, todo mejorará sin que te des cuenta.

Imagen: Pixabay

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*