Los beneficios de la meditación para el organismo

Siempre he sido partidario de que es importante conocer los fundamentos de la meditación desde la infancia. Relajarse es sumamente beneficioso para el organismo a nivel mental y físico. Además, aumenta la autoestima, ya que aceptar las cosas con realismo ayuda en el momento de salir al mundo real, y el uso de técnicas budistas y orientales han demostrado su eficacia para incrementar los niveles de concentración y, en consecuencia, la salud interior.

La sociedad de hoy en día basa su felicidad en la riqueza económica, la amistad, el trabajo y el amor. Sin embargo, la gente se empecina tanto en estos puntos que deja de lado otros igual de importantes: la paz espiritual. Si uno está a gusto por dentro, empieza a vislumbrar la felicidad de verdad y los problemas pasan a un segundo plano, adquiriendo emociones más optimistas y facilitando un descanso placentero. Es decir, meditando y practicando técnicas de mindfulness contribuye a poner la mente en blanco para deshacerse de sentimientos negativos que a la larga perjudican el organismo y entrena al individuo para ejercer un control absoluto de su estado de ánimo.

relajacion mental

En otro artículo mostré que el mindfulness es un camino hacia la calma, el sosiego y el amor. La razón es obvia: si no perturbas la realidad con los pensamientos, no hará falta juzgar nada como le ocurre a todo el mundo. Eliminar los prejuicios de la mente ayuda a conservar el flujo de impulsos eléctricos en las neuronas, por lo que no solo vivirás más, sino que además lo harás con mayor bienestar. Estarás alegre, conviviendo con la naturaleza, eludiendo las distracciones superficiales. Es una rama de la psicología relativamente novedosa, aunque ya existen numerosas investigaciones que han demostrado la efectividad del mindfulness.

Otra solución eficaz es poner la mente en blanco. En este caso no solo dejamos de juzgar el entorno, sino que directamente se deja de pensar logrando así la iluminación. Al principio puede parecer complicado el hecho de evitar que tu cabeza se vacíe de pensamientos, pero con tiempo y dedicación perfilarás la técnica logrando así un mayor poder de control sobre los sentimientos y el estado de ánimo. Un beneficio que también te posiciona por encima de esas personas que intenten herirte o consternarte. Tu dominio sobre la voluntad será tal que nadie lo logrará, convirtiéndote en alguien un poco más feliz.

En definitiva, para conocer los entresijos de la meditación, empieza por las técnicas básicas, puesto que dejar la mente en blanco es realmente difícil, pero si pruebas día a día, en pocos meses controlarás absolutamente tu percepción de lo que te rodea y te enfrentarás con más fuerza al negativismo, la tristeza, la rabia o la depresión. Solo quedará espacio para la felicidad y la calma.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*