Empezar el día con YOGA

 

sonar-con-un-amanecer-que-se-desvanece¡Hola!

Referente al post anterior, voy a mostrar una rutina de yoga que podéis hacer por la mañana, lo más fácil sería si durante una semana más o menos hacéis unos estiramientos light para ir acostumbrando al cuerpo y cuando os veíais más capacitados ir subiendo la intensidad.

Ya os hablé de los grandes beneficios que conlleva hacer ejercicio por la mañana sólo levantarnos así que esa parte me la salto, yo me suelo levantar a las 6.00am me voy a un sitio tranquilo y pongo algo de música. Aquí os dejo unas asanas que os irán muy bien para estirar:

- SALUDO AL SOL

El saludo al sol está considerado como uno de los ejercicios de yoga más completos que existen, se emplea como pre-calentamiento para preparar la concentración y la elasticidad. El motivo por el que está considerado un ejercicio tan eficaz es su combinación de las principales posturas o asanas yóguicas con la respiración consciente, lo que deja el cuerpo y la mente relajados, preparados y alerta para otros ejercicios, o para emprender las actividades diarias.

Es muy importante seguir una respiración consciente en estos ejercicios, luego más adelante ya os saldrá sin estar tan pendientes. Os dejo una fotografía que a mi me ha ido muy bien, especifica los ejercicios que tienes que realizar pero combinándolo con la respiración. Yo siempre que hago yoga primeramente hago unas 5-6 repeticiones del Saludo al Sol.

 

salutacic3b3n-al-sol

 

A continuación os adjunto otra imagen con diferentes asanas que ayudan a descongestionar los músculos del cuerpo.

Imagen1

No hace falta hacer todas ellas en una sesión, es más bien para ir variando y cambiando, podeís aguantar en una misma postura unas 10 respiraciones, si es más mucho mejor.

Al finalizar la rutina siempre es aconsejable acabar con la asana savasana o postura del cadáver,  muchos maestros de yoga la consideran la asana más difícil. La complejidad del ejercicio no está en la forma de la  postura sino en la actitud mental, en poder mantener la mente concentrada en las sensaciones del cuerpo cuando éste está completamente relajado.

Se trata de ir conscientemente sintiendo cada parte de nuestro cuerpo y de relajarla completamente, y una vez que todo el cuerpo está completamente relajado, una vez que hemos llegado al estado de relajación más profundo que podamos alcanzar en ese momento, mantenernos conscientes de él.

El cuerpo necesita tiempo para asimilar todos los beneficios que se derivan de la práctica de los asanas, si no hiciésemos este asana nuestra práctica de yoga sería incompleta.

Espero que os sirva de ayuda y podáis empezar a practicar vuestra rutina por la mañana.

Un saludo!

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*