Ideas para volver a motivarse con el running

Hay situaciones en las cuales la práctica del deporte se hace muy cuesta arriba. Los problemas personales o de trabajo pueden provocar que pierdas la ilusión por el running y que no te apetezca salir a correr.

Ideas para volver a motivarse con el running

Sin embargo, debes tratar de recuperar la pasión por el running, ese deporte que tantas alegrías te ha dado. ¡Para eso estoy yo hoy aquí!

Piensa por qué empezaste a correr

Muchas veces, cuando ya ha pasado un tiempo desde que te iniciaste en el running y notas que ya apenas evolucionas, puedes perder la motivación por el running. Si es tu caso, te recomiendo que pienses qué fue lo que hizo que salieras a correr por primera vez. Piensa que empezaste y te gustó, y has llegado hasta hoy manteniendo las ganas de correr.

Si el motivo de tu desmotivación es que notas que no mejoras, te recomiendo que tengas una mentalidad de principiante y te marques metas pequeñas y fácilmente alcanzables. De esa forma, irás recuperando las ganas de superarte poco a poco y te motivarás.
El running no consiste en preparar una maratón a diario, sino en disfrutar de la naturaleza a la vez que haces ejercicio, así que los días que estés bajo de energía vete al ritmo que te apetezca y tratando de pasar un buen rato.
Otra forma de motivarte es decidir, de repente, que sales a correr cuando no lo tenías planeado por diversas razones. Eso hará que te des cuenta de lo que realmente te gusta el running.

Busca compañía para correr

Un aspecto fundamental para recuperar la ganas de hacer running es tener alguien con quien practicarlo. Eso te permitirá compartir un rato agradable de deporte con la otra persona, además de contaros experiencias y sensaciones que os ayudarán a ambos. Siempre habrá alguien dispuesto a salir a correr y, si no, es la excusa perfecta para conocer gente nueva.

Otra posibilidad que seguro que te ayuda es comprarte algún nuevo gadget o algo de indumentaria, ya que tendrás que estrenarla y es la excusa perfecta para salir a correr. En mi caso esto siempre me ha funcionado.

Una cuestión que te puede ser útil para recuperar la ilusión por el running es repasar todo lo que has conseguido en el tiempo que llevas corriendo. Te darás cuenta de todos los retos que has superado y que, probablemente, nunca habías pensado que conseguirías.
Cambiar de entorno de entrenamiento también puede ser una manera de motivarte y de recuperar las ganas de correr.
¿Una última idea? Ponte algún premio después de correr, un incentivo que te anime a salir a correr, sabiendo que cuando termines te espera la recompensa.
Y tú, ¿estás ya motivado?

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*