Mejora tu capacidad respiratoria con fisioterapia

La respiración es un aspecto fundamental a la hora de practicar deporte. Respirar bien o mal puede marcar la diferencia entre obtener los resultados deseados o no. Ya solo por eso merece la pena aprender a respirar durante el ejercicio y ser capaz de controlar cómo respirar en cada momento, ¿no crees?

Mejora tu capacidad respiratoria con fisioterapia

Para ayudarte existe un sistema que no conocía hasta hace muy poco tiempo pero que es muy efectivo: la fisioterapia respiratoria. ¿Quieres saber en qué consiste?

Te ayuda a respirar mejor

La fisioterapia respiratoria tiene como objetivo ayudarte a respirar cuando padeces algún tipo de enfermedad que afecta a tus vías respiratorias. Es muy útil para personas que tienen bronquitis o que acumulan mucha mucosidad que les obstruye la nariz y la garganta. Si quieres saber lo realmente molesto que puede llegar a ser, sal a correr acatarrado y lo comprobarás.

Pues bien, con una serie de ejercicios conseguirás mejorar tu capacidad pulmonar, lo que contribuirá a que tengas un mejor rendimiento durante la práctica de la actividad deportiva.

Realiza estos ejercicios primero con un experto

El fisioterapeuta respiratorio es exactamente igual que cualquier otro tipo de fisioterapeuta. Él debe ser el encargado de guiarte y asesorarte cuando hagas los ejercicios. Por eso, sobre todo al principio, debes realizarlos en la consulta para que te corrija y que notes los efectos cuanto antes.

El primero de los ejercicios que te recomiendo es la inspirometría incentivada. Este ejercicio sirve para aprender a respirar correctamente. Para realizarlo se usa un aparato llamado incentivador por volumen y flujo. El ejercicio consiste fundamentalmente en realizar inspiraciones cortas de una cantidad de aire concreta y, tras aguantarla durante 3 segundos, se expulsa. Una vez que ya domines el ejercicio, podrás realizarlo en tu propia casa sin problemas. ¡Tan simple como efectivo! Un amigo mío lo ha probado y la verdad es que está encantado. Después de varias sesiones dice que ha notado muchísimo la diferencia a la hora de hacer running.

Otro ejercicio que te ayudará mucho si tienes problemas de acumulación de mucosidad es la ELTGOL o Espiración Lenta Total con Glotis Abierta en posición Lateral. Lo sé, un nombre algo difícil de recordar… Este ejercicio consiste en tumbarte de lado y, después de inspirar con normalidad, sacar todo el aire de los pulmones con la boca abierta. En este caso, el fisioterapeuta se coloca detrás de ti y trata de ayudarte a expulsar las secreciones más profundas con algunos movimientos. Al cabo de unos minutos, tus pulmones empezarán a limpiarse y notarás la diferencia al respirar.

Pero recuerda, la primera vez que hagas estos ejercicios, ¡no los hagas solo!, siempre con un experto. Notarás los resultados en seguida.

 

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*