Cómo afecta el café a la velocidad de los corredores

La alimentación juega un papel muy importante a la hora de practicar deporte. Comer o beber unas cosas u otras pueden marcar la diferencia entre el éxito y el fracaso y, por tanto, hay que cuidarlo. Uno de los temas más recurrentes es la influencia del café en los deportistas. Se han hecho algunos estudios sobre cómo afecta el café a la velocidad de los runners. ¿Te interesa el tema?

Cómo afecta el café a la velocidad de los corredores

La cafeína te ayuda a correr

Algunas bebidas, como la coca-cola o el café, tienen una sustancia llamada cafeína, que actúa sobre el sistema nervioso de las personas que las consumen. Lo habrás oído mil veces, ¿verdad? Pues este tipo de bebidas tiene una influencia directa sobre tu capacidad para correr, ya que entre sus componentes cuenta con vitamina B3 que contribuye a convertir los alimentos en energía, ayudándote a correr más rápido.

Algunos expertos consideran que tomar una taza de café solo aproximadamente una hora antes de correr ayuda a tu organismo y puedes correr más rápido. Interesante, ¿no? Tu cerebro está más alerta y preparado para el esfuerzo que supone tener que correr a gran velocidad, lo que te permite alcanzar un mayor ritmo de carrera durante la competición. En competiciones muy igualadas, haber tomado café previamente, puede marcar la diferencia a la hora de correr.

Eso sí, ¡con moderación! No te pases tomando café, ya que puede ser contraproducente y además alterar tu descanso.

Un estudio demostró la influencia del café

Para tratar de comprobar la influencia del café en la velocidad al practicar running, se realizó un estudio en el que se enfrentaban personas que habían consumido café y personas que no lo habían hecho en una distancia de 1.500 metros en la cinta. Para ello, primero se contabilizaron los tiempos de las personas que habían tomado café (una dosis de unos 150 mg de cafeína) y posteriormente se tomaron los tiempos de las personas que no habían tomado café: el resultado fue que las personas que habían tomado café habían conseguido completar los 1.500 metros, de media, en aproximadamente 4 segundos menos que las personas que no lo habían hecho. No se trata de una gran diferencia, pero en estas distancias ese tiempo es suficiente para tenerlo en cuenta. Por tanto, se demostró la influencia del café en la velocidad de carrera.

La cafeína es una de las sustancias que más influyen a la hora de favorecer una mayor velocidad durante el running, así que antes de una competición tómate una taza de café y notarás los resultados.  Pero, como decía antes, siempre con moderación.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*