Prepárate para correr por la montaña

Una de las cosas que me gustan en verano es salir a correr por la montaña cercana al lugar donde paso las vacaciones. Este terreno es muy diferente a los que estoy acostumbrado, así que quiero darte una serie de consejos por si tú también te animas.

como prepararse para hacer running de montaña

Subidas con un desnivel muy alto

Cuando corras por la montaña tus zancadas tienen que ser cortas y con gran frecuencia, y la pisada la debes hacer justo a la altura de tu cuerpo por debajo y no adelante como estás acostumbrado. Así evitas posibles lesiones en el tren inferior.

Al ser cuestas tan altas te ves obligado a apoyar los brazos en los muslos para poder seguir avanzando manteniendo el tronco erguido, pero si te sigue costando, otra opción es que subas haciendo diagonales en vez de subir en línea recta. De esta manera recorres más kilómetros pero compensas el esfuerzo, porque es mucho menor.

Subidas con nivel medio

Este tipo de subidas son las que te vas a encontrar en casi todo el trayecto. Te aconsejo que realices zancadas cortas pero con mayor frecuencia. Aquí los brazos también son importantes para equilibrar el trayecto del camino.

Para que el entrenamiento sea más intenso, tienes que intentar no parar y ponerte a caminar, ya que luego te costará más reanudar la marcha. A la vez tienes que pensar en ahorrar energía e hidratarte de vez en cuando en este tipo de subidas para prepararte a las más difíciles.

Subidas con desnivel suave

Las zancadas tienen que ser amplias y la frecuencia lenta. Para bajar de manera segura tienes que apoyar el talón en cada pisada si el desnivel te lo permite, lo que agradecerán tus piernas. En este tipo de desniveles los brazos juegan un papel importante, ya que sin ellos te caerías. El braceo debe ser muy rápido y su función es la de equilibrarte.

Al igual que los esquiadores que van bajando frenando en cuña de un lado a otro, tú deberás hacer lo mismo. Merece la pena recorrer más metros que dar menos zancadas y lesionarte.

Equipamiento para la montaña

Debes llevar en la espalda una mochila, ya que en la montaña hay numerosos cambios de tiempo. En una parte puedes pasar calor pero si sigues subiendo puedes tener frío. Cuando sientas calor nunca te quites la camiseta porque consumirás más calorías, ya que el viento seca el sudor.

El calzado tiene que ser el adecuado para la montaña a causa del terreno que es duro, accidentado y muy inestable. Las zapatillas o botas deben ser exclusivas para el trail running.

Por último, la hidratación es vital para este deporte, en la mochila que llevas en la espalda debes llevar barritas energéticas, fruta y bebidas deportivas.

¡A por la montaña!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*