Aprende a descansar tus pies

Si tuvieras que decir una de las zonas del cuerpo que más sufre a diario, ¿por cuál te decantarías? Yo creo que son los pies, no solo durante el ejercicio físico, sino en cualquier actividad cotidiana. Tienen que soportar todo el peso de nuestro cuerpo y, si pasas muchas horas de pie, tus pies se resienten y pueden dolerte. Por eso, es importante que, de vez en cuando, realices algunos ejercicios que te ayuden a descargar la tensión que acumulan. Hoy te enseño algunos.

Aprende a descansar tus pies

Meterlos en agua caliente es muy eficaz

Una de las mejores cosas para ayudar a eliminar la tensión de tus pies es meterlos en un recipiente lleno de agua caliente (ten cuidado no te vayas a quemar). Si quieres, puedes añadirle al agua sales, aceites, jabón, ¡lo que más te guste!

Si los mantienes sumergidos unos 10 minutos, conseguirás aliviar el dolor y la inflamación y relajar los músculos de la zona de los pies. ¡Ya verás qué gusto! Para completarlo, después date un masaje en los pies con una crema hidratante, a mí es la parte que más me gusta.

Realiza estos ejercicios y notarás los resultados positivos

Un ejercicio que te ayudará a descansar tus pies es el siguiente: sentado en una silla, sube uno de los pies y apóyalo encima de la pierna contraria. Después comienza a estirar uno a uno los dedos de los pies tirando de su base hacia atrás hasta que notes que el arco del pie está tenso. Debes mantenerte en esa posición durante 15-20 segundos y repetirlo con el otro pie.

Otro ejercicio muy útil que puedes hacer es estirar una toalla en el suelo e intentar arrugarla utilizando solo los dedos de los pies. Una vez que lo consigas, intenta hacerlo al revés, es decir, estirarla. Parece una tontería, pero de verdad que funciona.

También te puede ayudar el siguiente ejercicio: coge una pelota pequeña de goma y ponla en el suelo. Después apoya un pie sobre la pelota y comienza a moverla con la planta de los pies, deslizándola por toda la superficie. Es posible que la tensión esté acumulada en algún punto de tu pie, así que, si encuentras ese punto, aplica un poco de presión sobre él para aliviarla.

Por último, caminar de puntillas es un ejercicio muy bueno para reducir la tensión de tus pies. Para eso, descálzate y da un paseo corto de 20-30 segundos andando de esta forma. Este ejercicio te será útil no solo para descargar tus pies, sino también la zona de los gemelos, que puede doler cuando estás mucho tiempo de pie.

Cuando tienes mal los pies, todo tu cuerpo se resiente, así que ¡cuídalos!

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*