Cómo empezar de cero a practicar running

¿Tú también te has unido a la moda del running? Cada día somos más los que disfrutamos de este deporte, gracias en parte a que no es necesario un elevado desembolso económico, pues solo necesitas un espacio abierto, unas zapatillas adecuadas y ropa cómoda.

De 0 a runner como hacerlo

El running, al igual que cualquier otro deporte, requiere de una progresión tanto de calidad como de cantidad para su desarrollo y evolución. Por eso es muy probable que al comenzar se te presenten muchas dudas: ¿cómo empiezo a hacer running? ¿estaré preparado?

Acondicionamiento físico

Una cosa es correr, realizar alguna carrera con los amigos o incluso acelerar el ritmo para alcanzar el autobús y otra muy diferente es comenzar a practicar running. Aunque sencillo al principio, requiere de algunas pautas que debes tener muy en cuenta.

Lo primero de todo es saber que “Roma no se conquistó en una hora”, ¿qué significa esto? Que de la noche a la mañana, tu cuerpo no estará preparado para realizar grandes esfuerzos. Tienes que adaptar el cuerpo al ejercicio poco a poco, en pequeñas dosis.

Antes de empezar y ponerte en marcha es imprescindible un buen calentamiento, para que a la hora de estirar, el cuerpo haya alcanzado un poco de temperatura, de lo contrario podrías sufrir lesiones. Un buen calentamiento antes del ejercicio te evitará muchos disgustos.

Pero no solo eso. Una correcta alimentación, así como un correcto descanso, son otros dos aspectos muy relevantes a la hora de desarrollar y realizar cualquier deporte y más en concreto en el running.

Metas progresivas y realistas

No puedes comenzar a correr y querer al día siguiente terminar con éxito un maratón.

Si algo he aprendido en mi experiencia como runner es que es conveniente que te marques objetivos realistas y fácilmente alcanzables ¿Por qué? Porque si te marcas un objetivo inalcanzable en los primeros entrenamientos, seguramente no lo alcances y te desmotives. Pero si te marcas un objetivo sencillo y alcanzable, lo conseguirás y te sentirás realizado. De esta forma, irás aumentando en dificultad los objetivos con el paso de las sesiones.

Si no has corrido nunca, una primera meta puede ser correr 5 minutos el primer día. Si no lo alcanzas, no pasa nada. ¡Lo importante es no parar! Si a los 3 minutos no puedes más, no es bueno parar en seco, todo lo contrario, debes seguir andado o caminando hasta recuperarte y volver a correr si el cuerpo te lo permite. Si no, termina el tiempo establecido caminando.

Todo objetivo está unido al sacrificio, a la dedicación y a la fuerza de voluntad, pero con metas realistas y progresivas… será más fácil alcanzarlo. ¿Estás preparado?

2 comentarios sobre:
“Cómo empezar de cero a practicar running”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*