Consejos para correr en la cinta

Muchas veces debido al mal tiempo no queda otra que entrenar bajo techo y hacer uso de la cinta de correr, así que quiero darte algunos consejos para que la utilices correctamente.

tips para correr en la cinta del gimnasio

Programar la cinta

Lo primero que debes hacer es subirte en ella e introducir  tus datos personales (género, edad, altura y peso). Una vez introducidos dichos datos, la máquina te creará un entrenamiento personalizado que puedes elegir. Te marca una velocidad concreta que tienes que cumplir. Esta máquina cardiovascular tiene varios niveles de elevación para simular las pendientes hacia arriba. Cuando acabe el tiempo marcado, podrás ver las calorías que has consumido y tu frecuencia cardiaca media durante el entrenamiento.

Pero si lo prefieres, también puedes elegir el modo manual. En este modo la máquina solo recoge tus datos para darte el resultado final del entrenamiento. Si es tu primera vez, te aconsejo que elijas este modo para que tengas la posibilidad de variar la velocidad o la pendiente a tu antojo.

Es verdad que el modo manual puede ser un entrenamiento menos complicado que los entrenamientos que tiene registrados la propia máquina, pero si es la primera vez que corres debes acostumbrarte primero a la cinta, ya que hay personas que se marean al correr en el tapiz rodante.

Calentamiento y parte principal del entrenamiento

Te recomiendo que comiences a una velocidad lenta que te permita andar a un buen ritmo y pasados 2 minutos, podrás incrementar la velocidad hasta los 8 o 9 km/h. Esta velocidad te obliga a dejar de andar y comenzar a trotar a un ritmo suave, que sirve como calentamiento para elevar la temperatura de tu cuerpo y prevenir posibles lesiones. Cuando lleves trotando 5 minutos seguidos, podrás aumentar la velocidad de nuevo si lo deseas y te encuentras cómodo.
¿Aguantas ya 15 minutos haciéndote 10 km/h? Entonces estás listo para hacer sistemas de entrenamiento en la cinta.

La ventaja de la cinta es que te permite correr a una velocidad constante, obligándote a seguir a esa intensidad a menos que bajes o subas la velocidad o eleves la pendiente de la cinta.

Vuelta a la calma

Después de realizar el entrenamiento te recomiendo que bajes la velocidad hasta que encuentres un ritmo normal, por ejemplo a la misma velocidad que cuando te subiste al principio, y continúa andando durante 5 minutos más. De esta manera te recuperarás antes y mejor.

Por último, al bajarte de la cinta debes estirar todos los músculos del cuerpo y sobre todo los de las piernas.

1 comentario sobre: “Consejos para correr en la cinta”

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*