Cenas saludables: cómo finalizar tu día sin excesos ni carencias

 Photo by Brooke Lark on Unsplash


Photo by Brooke Lark on Unsplash

Ya lo dice el antiguo refrán: “Desayuna como un rey, almuerza como un príncipe y cena como un mendigo”, y aquí quiero hacer un comentario adicional: se cena como mendigo, pero se cena.

Muchas personas que quieren bajar de peso consideran que los beneficia evitar la cena o solo hacer un “picoteo”, típico en ciudades con bares de tapas como Sevilla. Ambas situaciones son perjudiciales para tu salud ya que, por una parte, si no cenas puedes tener dificultades para conciliar el sueño y pasarás un ayuno demasiado prolongado que va en contra del fraccionamiento de la dieta sugerido para favorecer el descenso de peso, sumado a problemas de salud a largo plazo, como enfermedades gástricas y coronarias.

Por otro lado, el “picoteo” generalmente deriva en un exceso calórico y en un acto de comer sin conciencia. Esto puede llevarte a acumular kilos y experimentar una mala digestión si la ingesta ha sido voluminosa.

Como recomendación general, asegúrate de cenar al menos dos horas antes de ir a la cama para que tu digestión sea óptima y tu sueño reparador. Elige carnes magras y de fácil digestión, como pollo o pescado, lácteos descremados o huevo y combínalos con vegetales crudos o cocidos.

Evita las pastas, panes y cereales porque recuerda que aportan muchas calorías que no vas a gastar mientras duermes e irán a tus depósitos de grasa. Como bebida prefiere el agua, o alguna infusión frutal casera. Si consumes alcohol, hazlo siempre con moderación, y la mejor selección es una copa de vino tinto.

Berenjena a la napolitana

Berenjenas-napolitanas

Ingredientes (1 porción): 1 berenjena mediana, 1/2 cebolla chica, 25 gramos de pimiento rojo, 100 cc de zumo de tomate natural o pulpa triturada, 30 gramos de queso fresco, 1 cucharada de aceite, sal, pimienta, orégano en cantidades necesarias.

Preparación

Lava las berenjenas correctamente y córtalas en rodajas de 1 cm de espesor. Sin quitar la cáscara, lleva a horno en una placa pincelada con aceite de oliva y cocina hasta que estén tiernas. Por otro lado, prepara con el zumo del tomate, la cebolla cortada en julianas y el pimiento de igual manera, una salsa.

Condimenta con sal y pimienta y espárcela sobre las rodajas de la berenjena en el horno. Coloca por encima de la salsa el queso en fetas y deja gratinar. Una vez derretido el queso, puedes espolvorear con orégano, agregar hojas de albahaca o huevo picado y están listas para consumir.

Si eres vegano, no dudes de probar esta ensalada con quínoa, muy fácil y nutritiva

Merluza con colchón de vegetales

Merluza-en-colchón

Ingredientes (4 porciones): 700 grs de merluza, sin espinas; 3 zanahorias peladas y en rodajas; 1 cebolla morada cortada en juliana, ½ pimiento verde cortado en tiras; 4 tallos de apio cortado en trozos de 6 cm; 1 taza de caldo de verduras; 1 diente de ajo; 1 taza de puré de tomates; sal y pimienta negra.

Elaboración: Coloca los vegetales en una olla y agrega el caldo en la misma. Condimenta con sal y pimienta. Cocina durante 15 minutos a fuego bajo.

Por otra parte, cubre una placa de horno con rocío vegetal, escurre los vegetales, colócalos en la asadera y encima sitúa la merluza. Mezcla el líquido sobrante de los vegetales, con el puré de tomates y el ajo y vierte sobre la merluza. Condimenta con sal y pimienta.

Hornea a 180° C durante media hora. Sirve el pescado acompañado de rodajas de limón.

Ahora sí, a cenar bien para dormir mejor.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*