Las mejores recetas de purés para bebés de 6 meses

Desde su nacimiento, los bebés dependen de la lactancia materna o leche en biberón. No obstante, a partir de los 6 meses, el nivel de maduración intestinal permite la adecuada digestión de otros nutrientes. De ahí la importancia de incorporar alimentos variados que favorezcan la salud, el crecimiento y desarrollo de los infantes.

Este proceso debe efectuarse de manera paulatina, con el fin de que poco a poco el pequeño estómago se adapte y empiece a absorber adecuadamente la energía, proteínas y demás nutrientes. En ese sentido, la recomendación es iniciar con purés y papillas.

5 recetas de purés para bebés de 6 meses

recetas faciles de pures para bebes 6 meses

Photo by life is fantastic on Unsplash

Es muy emocionante visualizar cómo los bebés degustan por primera vez los distintos sabores y texturas de cada verdura o fruta. Como el paladar no está habituado, en ocasiones suelen rechazarlos, aunque con el paso del tiempo empiezan a saborearlos con gusto. A esa edad pueden decidir lo que les gusta y lo que no.

Algunos factores que intervienen en la aceptación tienen que ver con la estimulación de los padres y la preparación de platos deliciosos. No hay nada mejor que la comida elaborada con el amor y cariño de los padres, con productos naturales y frescos previamente seleccionados. Si quieres algunos consejos más, también tenemos un post sobre cómo hacer que tus hijos coman bien.

Para empezar, los pediatras sugieren realizar preparados con una sola verdura o fruta, a fin de observar los niveles de tolerancia. A continuación, se despliegan algunas recetas muy útiles y rápidas.

1. Puré de calabacín

El calabacín está repleto de agua, fibra, vitaminas y minerales, con bajo contenido calórico y graso. Dado su valor nutricional suele ser ideal para añadir a la dieta de los bebés. Para que el resultado sea atractivo, esta es la forma más sencilla de prepararlo:

Ingredientes:

  • 1 calabacín
  • 2 patatas
  • 2 tazas de caldo de verduras o agua
  • ½ cebolla
  • Sal

Preparación:

Hervir el agua o caldo de verduras, cortar el calabacín en pequeños trozos preferiblemente sin quitarle la piel. Pelar y picar en dados las patatas y cebolla. Colocar todo en una olla para su cocción, licuar hasta conseguir que la masa esté espesa y finalmente servir.

2. Puré de calabaza

La calabaza se distingue por ser de color anaranjado y tiene extraordinarios efectos de curación. Es rica en fibras, vitaminas, betacarotenos y antioxidantes. Contribuye al desarrollo y suele ser la comida con mayor aceptación de los pequeños. Existen muchas formas de procesarla. Esta es una de las opciones más comunes:

Ingredientes:

  • 1kg de calabaza.
  • 2 puerros.
  • 600 ml caldo de verduras o agua.
  • ½ cebolla.
  • Aceite de oliva.
  • 600 ml de nata (opcional).
  • Sal.

Preparación:

Pelar y cortar la calabaza, puerros y cebolla. Picar en trozos, colocar en la olla junto con el chorrito de aceite de oliva y el caldo de verduras. Cocinar hasta que todo esté tierno.

Licuar toda la preparación y volver a llevar al fuego bajo y posteriormente añadir la nata si se desea, volver a batir y servir. A medida que crecen, se puede adicionar un toque de queso parmesano para hacerla más exquisita.

3. Puré de zanahoria y pollo

La zanahoria es muy popular. Suele ser muy atrayente para los bebés por su llamativo color y el ligero sabor dulce. Tiene propiedades que participan en el crecimiento de las células y fortalecen el sistema inmunológico. Al unirla con el pollo el bebé recibe también el aporte proteico que este contiene. Resulta muy fácil llevar a cabo un puré delicioso:

Ingredientes:

  • 500 gr de zanahoria.
  • 250 gr de patatas.
  • 1 pechuga de pollo.
  • ½ cebolla.
  • Aceite de oliva.
  • Perejil picado.
  • 100 ml de nata (opcional).
  • Sal.

Preparación:

Poner a hervir el agua con el pollo previamente troceado para que suelte todo su sabor en el líquido. Pelar y cortar la zanahoria, patatas y cebolla en piezas iguales.

Añadir en la cazuela con un chorrito de aceite de oliva, esperar a que todas las verduras y el pollo estén blandas para batir. Colocar de nuevo al fuego a baja potencia, e incorporar la nata y el perejil hasta lograr la adecuada consistencia.

4. Papilla multifrutas

Las frutas aportan diferentes compuestos provechosos para el organismo y esenciales para la formación de los niños. Junto con las verduras, son ideales para iniciar hábitos alimenticios sanos y equilibrados. Esta receta reúne varias frutas deliciosas:

Ingredientes:

  • 1 pera.
  • 1 manzana.
  • 1 plátano.
  • 1 naranja.

Preparación:

Lavar y pelar cada fruta y trocear. Añadir en un cazo con poca agua tanto la pera como la manzana y cocer. Reservar hasta que se enfríe. Triturar el plátano y mezclar con el preparado anterior. Exprimir la naranja hasta lograr buena consistencia y está listo para comer.

5. Papilla de mango, manzana y naranja

La combinación de diferentes frutas arroja como resultado una papilla variada, completa, llena de sabor y que les encanta a todos los bebés. Esta es una manera práctica de hacerla:

Ingredientes:

  • 1 mango.
  • 1 manzana.
  • 1 naranja.

Preparación:

Lavar y pelar cada fruta y trocear. En una olla añadir el mango y la manzana con poca agua y hervir. Al estar a temperatura ambiente, hay que exprimir la naranja hasta que tenga la textura apropiada y colar para servir.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*