Recuperar la figura después del parto: Top Consejos

Acabas de tener a tu bebé y te inquieta saber cómo recuperar la figura después del parto. En este momento, hay muchas cosas importantes para ti como adaptarte a tu nueva vida, cuidar a tu hijo y sentirte a gusto con tu cuerpo.

Primero, debes restar importancia a algunos mitos. No aceleres el proceso para adelgazar. Esas mujeres que salen perfectas de quirófano después de un parto no existen en el mundo real. Sin embargo, sí hay algunos hábitos saludables que puedes tener para recuperar tu talla y estar saludable.

Los mejores consejos para adelgazar después de dar a luz

Photo by Siora Photography on Unsplash

Photo by Siora Photography on Unsplash

Recuerda: no tienes que sentirte obligada a adelgazar.

Todo el proceso será parte de una decisión muy personal. Los primeros meses después del parto son sumamente exigentes y tu bebé demandará mucha energía de tu parte. Si eres de las mujeres que siempre han hecho ejercicio y alimentado de forma saludable, te resultará más fácil asumir una rutina para recuperar tu peso ideal.

La alimentación sana siempre es clave y será tu gran aliada, sobre todo si das el pecho a tu hijo. Para mantener una dieta correcta, debes aprender a combinar proteínas, grasas saludables y carbohidratos de absorción lenta.

Elimina las grasas saturadas, el azúcar refinado y los refrescos. Estos productos engordan y hacen que retengas líquido.

Otra clave para adelgazar es combinar alimentación saludable con ejercicio. En el posparto, sobre todo durante las primeras semanas, seguramente no tengas ganas de realizar ningún tipo de actividad física. Ten paciencia, ya tendrás tiempo suficiente para hacer ejercicio. Pronto, podrás empezar con ánimo y aumentarás tu gasto energético, lo que te hará perder peso.

Si has tenido a tu hijo por parto natural, en este caso la recuperación es más rápida, pero también procura ofrecerte unas semanas de descanso.

Ten en cuenta que tras tener a tu bebé perderás unos 6 kilos, correspondientes al peso de bebé, el líquido amniótico y la placenta, pese a ello siempre quedarás con el vientre abultado. No te asustes, no estará así para siempre. Con el paso de las semanas y los meses notarás que irá disminuyendo.

Otro punto importante es que si amamantas a tu bebé podrás quemar grasa de forma más rápida. 

¿Cuándo puedo empezar a hacer ejercicios?

El momento de retomar la actividad física dependerá de cada mujer. Porque en esto entran en juego diferentes factores como el estado de ánimo, condición física, tiempo.

Si antes de ser madre acostumbrabas a ir al gimnasio o a hacer algún tipo de deporte, lo más probable es que te resulte fácil retomar el ejercicio. Si no, lo mejor es ir poco a poco buscando una actividad que te guste.

En cualquiera de los dos casos debes esperar los 6 meses después del parto. Hay quienes creen que a los 3 meses es ideal. Lo mejor es que te autorice tu médico.

Para hacer ejercicio, el cuerpo y el suelo pélvico deben estar recuperados. Una vez que esto ocurra, haz actividades de bajo impacto (caminar, pasear en bicicleta, bailar…).

Mejores ejercicios para perder la barriga

Photo by Louis Hansel on Unsplash

Photo by Louis Hansel on Unsplash

También hay que tener en cuenta que algunos ejercicios son más eficaces que otros si lo que estás buscando es reducir el volumen de tu vientre o adelgazar tus caderas.

  • Cardio: Para perder grasa es fundamental hacer cardio. Puedes caminar a paso acelerado o trotar durante 30 o 40 minutos diarios.
  • A tonificar: El siguiente paso será tonificar. Las zonas más afectadas por el embarazo son el abdomen, las piernas y los glúteos. Si antes de la maternidad ibas al gimnasio puedes hacer pesas, pero no te excedas, empieza con poco peso y muchas repeticiones

Si no haces pesas o vas al gimnasio opta por estos ejercicios que tal vez puedas realizar en casa:

Planchas

Es muy usado en yoga y pilates, es bastante efectivo para endurecer y tonificar el abdomen. Es fácil de hacer y tiene muchas variaciones. Puedes empezar con una plancha básica:

  1. Apóyate en el suelo sobre tus rodillas y tus antebrazos. Debes vigilar que tus codos estén debajo de tus hombros.
  2. Después estira tus piernas apoyándote sobre la punta de tus pies. Debes mantener la espalda recta como haciendo una línea horizontal. Contrae el abdomen. Mientras estés en la posición evita que tu cuerpo baje o suba demasiado.
  3. Mantén la posición durante unos 30 o 60 segundos según tu resistencia. Posteriormente descansa por 30 segundos y vuelve a hacer la plancha. Lo idea es hacer de tres a cuatro series.

Las tijeras

Con este ejercicio, podrás fortalecer los abdominales inferiores. Solo deberás acostarte en una colchoneta, mantener las piernas rectas y los brazos extendidos debajo de los glúteos.

Debes subir y bajar las piernas evitando despegar la zona de lumbar del suelo o levantar las piernas y cruzarlas entre ellas. Haz cuatro series de 15 a 20 repeticiones cada una.

Yoga o pilates en casa

Si no te gusta hacer pesas o trabajar con máquinas, hay otras actividades que involucran el propio peso de tu cuerpo, como el Yoga o el Pilates. Aunque no lo crees es muy fácil iniciarse en estas prácticas.

Hay muchos vídeos en Youtube en los que encontrarás rutinas para principiantes y te sorprenderás de lo efectivas que son.

Anímate y ponte en forma nuevamente. No solo recuperarás la figura, sino que tendrás un mejor ánimo porque el ejercicio te dará energía.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*