Consejos para soportar el calor

Cuando llega el verano, el calor hace acto de presencia, y quizás debido al cambio climático, cada vez llega con más intensidad, superando records históricos que nos hacen sudar la gota gorda. Por eso es conveniente protegerse del sol y prevenirnos para que el calor no afecte a nuestro organismo. Para ello te vamos a dar unos consejos muy útiles para conseguir soportar el calor.

Consejos para evitar la calor

El sol tiene cualidades muy beneficiosas para nuestro organismo, activándonos y llenándonos de buena salud y alegría, pero si abusamos de él y sobre todo en verano del calor que desprende, puede tener efectos negativos. Estos efectos se ven multiplicados cuando se habla de personas mayores o de niños poniendo su vida en riesgo por bajadas de tensión o por golpes de calor que colman el organismo.

Para poder soportar bien el calor es aconsejable estar en todo momento bien hidratados. El cuerpo va a perder mucho líquido al sudar debido a las altas temperaturas, por lo que hay que mantener el nivel recomendado de hidratación. El agua que entra en nuestro organismo nos ayuda a regular nuestra temperatura, por lo que si perdemos mucha, este mecanismo de protección falla, causando graves problemas si se lleva al extremo. Es recomendable que se consuma únicamente agua, aunque también se puede tomar zumos. Evitar bebidas alcohólicas ya que estas suelen ser diuréticas y causan el efecto contrario al que queremos, deshidratándonos.

Comer bien no solo es aconsejable para tener una buena salud, sino que también nos ayudará a soportar el calor del verano. Cuando se come comida rica en grasas el organismo necesita más cantidad de líquidos para procesar y digerir estos alimentos, por lo que puede ocurrir que escaseen las reservas de líquidos en nuestro organismo y por lo tanto el sistema de regulación de temperatura interno falle. Al comer alimentos frescos y sobre todo frutas y verduras, estaremos dando no solo nutrientes saludables a nuestro cuerpo, sino que también gran cantidad de agua, puesto que en la composición de estos, se encuentra un gran porcentaje de líquidos.

Por último y quizás más importante, utilizar la lógica. Hay que evitar salir a la calle a las horas centrales del día, ya que son las que más calor hace. Si es necesario salir, lleva siempre ropa clara, sombreros o gorras para taparse la cara, y sobre todo, lleve una botella de agua en la mano para poder hidratarse constantemente.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*