Pasos para ser feliz

Ser feliz se trata de la principal meta que cada persona desea alcanzar. Sin embargo, cada individuo posee distintas ideas acerca de lo que realmente es la felicidad y cuál es la mejor forma de conseguirla.

  • 1. La felicidad la tienes al alcance de la mano
  • 2. ¿Qué puedes hacer para convertirte en alguien feliz?
  • 3. Acciones para tener un mayor bienestar y ser más feliz
  • 3.1. Entra en contacto directo con la naturaleza
  • 3.2. Cuida tu cuerpo a través del baile
  • 3.3. Realiza algo bueno
  • 3.4. Prueba y/o aprende algo nuevo
  • 3.5. Ten más conversaciones y cultiva nuevas relaciones
  • 3.6. Duerme mejora
  • 3.7. Establece y planifica metas
  • 3.8. Agradece por las pequeñas cosas
  • 3.9. Sonríe con tus recuerdos
  • 3.10. Aprende a controlar tus pensamientos

 

La felicidad la tienes al alcance de la mano

Y aunque resulta sencillo creer que la felicidad consiste en un resultado, lo cierto es que tanto el ser feliz como el sentirnos bien tiene que ser un camino, ya que se trata de la clave para poder disfrutar de un estilo de vida mucho más saludable.

No se puede negar que en muchos casos las circunstancias podrían no ser muy propicias para que nos sintamos bien, no obstante existen distintas acciones que es posible realizar con el fin de optimizar significativamente la actitud que tenemos frente a la vida.

La pregunta obligatoria consiste en ¿cómo puedo ser una persona feliz? Y la respuesta resulta mucho más sencilla de lo que podrías imaginar, por lo que si quieres saber cuáles son estas acciones o claves para sentirte bien y más feliz diariamente, te invitamos a seguir leyendo este post para conocerlas.

sentirte bien contigo mismo. La felicidad
Además, puedes adoptar dichas acciones como hábitos diarios, de modo que de forma casi inconsciente puedas convertirte en una persona saludable y alegre naturalmente.

¿Qué puedes hacer para convertirte en alguien feliz?

Aquellos individuos que son felices tienen la capacidad comprender que al decidir ser feliz y llegar una vida de bienestar, la felicidad termina convirtiéndose en un hábito más, que no les permite posicionarse como víctimas de las circunstancias y que les hace entender que no deben perseguir dicho bienestar o felicidad a través de algún material y/o en un persona.

“La felicidad llega con el conjunto de acciones que te hacen sentirte bien”

Y es que por muy improbable que pueda sonar, cada persona es capaz de tomar el control de su vida y decidir sonreír más para poder estar realmente satisfecha con su vida, experimentando la felicidad que tanto anhela.

En este sentido, las pequeñas acciones que deben llevar a cabo pueden dividirse en 2 partes:

  • Aquellas que mejoran tanto la percepción como la relación que tienes con el mundo externo.
  • Aquellas que surgen de nosotros mismos y dependen plenamente de la actitud que se tenga frente a la vida.

Por lo que intentar aplicar algunas o todas las acciones que mencionaremos a continuación dentro de tu rutina diaria, te permitirá sentirte mejor y ser mucho más feliz, no solo por dentro, sino también por fuera.

Acciones para tener un mayor bienestar y ser más feliz

Entra en contacto directo con la naturaleza

Se trata de un hecho que tener contacto con el medioambiente y/o vivir alrededor de espacios verdes tiene una fuerte influencia sobre la mejoría de la salud mental, lo cual se debe a que el conectarte con otros seres vivos causa un positivo impacto sobre la sensación de bienestar que experimentas.

Dicha conexión resulta ser un estímulo tan fuerte que basta con mirar imágenes de naturaleza para estimular aquellas zonas del cerebro vinculadas a la felicidad.

Cuida tu cuerpo a través del baile

Si deseas mejorar tu bienestar y salud a través de una actividad que te ayude a mantener tu cuerpo activo y en forma, una efectiva y divertida opción es el baile.

Se ha demostrado que el bailar frecuentemente estimula la felicidad y el bienestar a largo plazo, aparte de tratarse de una actividad física que ofrece numerosos beneficios para la salud al permitir disminuir los niveles de estrés e incrementar la producción de la hormona de la felicidad, entre muchas otras cosas.

aprender a bailar para ser más feliz y sentirse bien

Para comenzar puedes animarte a bailar tomando clases en alguna de las numerosas páginas webs que aparecen en Internet, ya que en las cuales podrás informarte sobre las mejores salas de baile que se encuentran en tu ciudad. Podrás encontrar las mejores escuelas de baile en https://www.goandance.com/es/escuelas para aprender a bailar.

Realiza algo bueno

La felicidad se trata de la decisión que tomamos al escoger tener comportamientos y actitudes que nos permiten sentirnos mejor diariamente.

En este sentido el realizar cosas buenas que van destinadas hacia otras personas consiste en una gran forma de incrementar tu propia felicidad al mismo tiempo que ayudas a mejorar el estado anímico de esas personas.

Pero cuando decimos hacer algo por alguien no nos referimos únicamente al dar dinero a las personas que puedan pedirlo en las calles, sino ofrecer a los demás cosas tan sencillas como puede serlo una palabra amable (agradecer al chofer del transporte público, dar los buenos días al ingresar a cualquier lugar, etc.) o acciones simple como podrían serlo ceder el asiento al viajar en transporte público y/o recoger el correo de tu vecino y llevárselo, entre otras cosas.

Diversas investigaciones científicas señalan que ayudar a otras personas incrementa la satisfacción que puedes tener ante la vida, a la vez que optimiza el estado anímico, incrementa los sentimientos de competencia y disminuye el estrés.

Prueba y/o aprende algo nuevo

El aprendizaje tiene un efecto positivo sobre el bienestar, ya que permite que te expongas frente a ideas nuevas al mismo tiempo que resulta de gran ayuda para tu salud mental al fomentar la curiosidad.

De igual modo, ofrece un sentido de logro que favorece el incremento de la autoconfianza.

Sin embargo y lo más destacable es que el aprendizaje y la felicidad forman un camino de doble vía, lo que quiere decir que al aprender cosas nuevas puedes mejorar tu percepción de bienestar y dicha percepción y a su vez permite aprender muchas más cosas.

Además cabe decir que aprender cualquier nueva habilidad, por pequeña que sea, como por ejemplo alguna palabra en un idioma distinto o una técnica de primeros auxilios, permite mejorar tanto tu motivación diaria como tu capacidad intelectual.

Ten más conversaciones y cultiva nuevas relaciones

Las relaciones que desarrollamos con otras personas resultan fundamentales para poder alcanzar la felicidad, lo cual se debe a que el estar conectados socialmente es una parte importante dentro de un estilo de vida saludable, ya que las estrechas relaciones que desarrollamos con familiares y amigos no solo ofrecen amor, sino que también proporcionan un propósito e incrementan la autoestima.

Tener conversaciones con aquellas personas que se encuentran a tu alrededor (escuchando y siendo escuchados) permite que se genere una sensación de bienestar mayor, al mismo tiempo que fortalece las relaciones y optimiza la experiencia que tienes con tu entorno.

Algunas investigaciones indican que quienes disfrutan de relaciones fuertes suelen ser mucho más felices y tener un estilo de vida más saludable, teniendo incluso una vida mucho más prolongada.

Duerme mejor

No es nada nuevo decir que el sueño es fundamental para que el cuerpo pueda recuperarse después de un largo día y recobrar energías para el siguiente, aparte de ser esencial para comer mejor y en consecuencia poder ser mucho más productivos en cualquier actividad que llevemos a cabo.

Duerme mejor, te ayudará a sentirte bien

No obstante es preciso destacar que dormir bien es de gran importancia cuando se trata de la felicidad, lo cual se debe a que tanto el tiempo como lo profundo que duermas tiene un gran efecto sobre tu estado de ánimo al despertar, cosa que podría marcar la diferencia a lo largo del día.

Establece y planifica metas

El escoger y fijarse metas ambiciosas se trata de una brújula extraordinaria a través de la cual guiarte y encontrar dirección, ya que permiten obtener un sentido tanto de logro como de satisfacción al ser alcanzadas.

Cada persona requiere de objetivos establecidos con el fin de conseguir motivación, por lo que los mismos tienen que ser lo suficientemente retadores y alcanzables. Poseer metas realistas tiene un gran efecto sobre la felicidad.

Estudios científicos han demostrado en este sentido que con solo fijarnos objetivos se produce un sentimiento de positividad cotidiana que causa bienestar.

Agradece por las pequeñas cosas

El ser agradecidos por las pequeñas cosas que llegan a nuestras vidas, se trata de una estrategia que parece sencilla, sin embargo genera una significativa mejora cuando se trata de la sensación de felicidad que se experimenta diariamente.

Dentro de una investigación, los participantes diariamente escribieron las cosas por las que se sentían agradecidos y como resultado de ello, sus estados anímicos mejoraron durante los primeros días  que realizabas esta sencilla práctica.

Esto indica que tener un enfoque consciente al momento de agradecer por las pequeñas cosas que se tienen ofrece beneficios no solo emocionales, sino también interpersonales. Además señala que el estar o no agradecido puede tener un efecto directo sobre nuestra percepción de felicidad.

Sonríe con tus recuerdos

¿Quién no se ha reído al recordar alguna cosa graciosa? Esto se debe a que nuestros pensamientos afectan directamente el estado anímico que tenemos en ese momento, por lo que algún recuerdo agradable ayuda a generar una sensación positiva.

Y es que cuando se contraen los músculos involucrados al reír, empieza un proceso de retro-alimentación positiva a través del cual son reforzados los sentimientos de felicidad y alegría, esa es la razón por la cual resulta esencial sonreír diariamente, incluso al atravesar situaciones que nos afectan y se escapan de nuestras manos.

Y aunque muchos consideren que esto pude ser complicado o tal vez inútil, lo cierto es que están totalmente equivocados, ya que estudios han señalado que sonreír naturalmente permite que te sientas mejor y resulta mucho más efectivo al hacerlo teniendo pensamientos positivos, mientras que una sonrisa falsa, podría afectar negativamente el estado de ánimo.

Esto se debe al hecho de que al sentirse bien nuestro cerebro nos dice que debemos sonreír y al sonreír le decimos al cerebro que se siente bien.

Sonrie a los recuerdos para ser feliz y sentirte bien

Por esto te invitamos a pensar en cosas agradables, recordar chistes y/o situaciones graciosas que te hagan sonreír. Escucha música con el propósito de sentirte bien, ya que diversos estudios indican que escuchar música con este deseo realmente permite tener una mayor sensación de felicidad.

Aprende a controlar tus pensamientos

Ser capaz de controlar los pensamientos consiste en una excelente habilidad cuando se tiene como propósito mejorar la felicidad interior y la mejor manera de desarrollar esta habilidad suele ser a través de la meditación, la cual y por lo general se considera como un hábito fundamental cuando se busca reducir el estrés y mejorar la concentración.

Sin embargo es igualmente útil si lo que se quiere es ser más feliz.

En este sentido estudios nuevos dentro del ámbito de la neurociencia demuestran que quienes meditan frecuentemente tienen la capacidad de modificar y de forma literal, su estructura cerebral permitiendo el crecimiento de las zonas cerebrales asociadas con la felicidad y reduciendo aquellas vinculadas al estrés.

Cabe mencionar que no es preciso convertirte en monje para poder conseguir los beneficios de la meditación en cuento a bienestar y felicidad, sino que también es posible empezar sencillamente teniendo momentos de relajación en los que no se hacer nada más que ofrecerle un respiro a nuestra mente.

Y es que en muchos casos, únicamente el pensar acerca de cualquier cosa produce una gran sensación anticipada de negatividad, razón por la cual tomarte el tiempo para relajar tu mente diariamente durante un par de minutos resulta ser una extraordinaria estrategia con la cual aliviar la ansiedad e impedir que aparezcan sentimientos negativos a lo largo del día.

Y aunque la meditación se trata de una acción que exige de cierta práctica habitual, lo cierto es que consiste en una actividad realmente poderosa que aporta grandes beneficios sobre la salud y el bienestar, ya que permite borrar la mente y alcanzar un mayor nivel de tranquilidad.

Destinar unos cuantos minutos del día a la meditación en realidad se trata de una excelente inversión para toda la vida, la cual con solo unos meses de práctica permite apreciar asombrosos resultados. Así que no lo pienses más y anímate a experimentarlos.

En este caso lo más conveniente es que tomes algún momento del día para cerrar tus ojos y relajarte mientras realizas respiraciones profundas.

Al decidir ser feliz, tener un gran  bienestar y disfrutar de una buena salud, no debes olvidar que puedes lograrlo siguiendo algunas de las acciones que hemos mencionado previamente.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*