Los mejores consejos para aprender a motivarte

Photo by S O C I A L . C U T on Unsplash

Photo by S O C I A L . C U T on Unsplash

La motivación es esencial si quieres lograr tus objetivos. De hecho, el trabajo duro y las ganas por darlo todo surgen cuando realmente te sientes motivado.

Se suele decir que la constancia es indispensable, y verdad es que lo es. Pero los expertos afirman que, si no tienes esa ilusión especial, con constancia lo único que conseguirás es llegar a lidiar con tus obligaciones. En cambio, con la motivación obtienes ese empujón que necesitas para ir más allá de tus objetivos rutinarios, es decir, para lograr todos y cada uno de tus sueños.

Eso sí, no nos engañemos. Las cosas no son tan sencillas y alcanzar un verdadero estado de motivación tampoco lo es. Sin embargo, existen diversas técnicas que son las que queremos mostrarte en este artículo, técnicas comprobadas que pueden serte de ayuda si necesitas una dosis de energía para pelear por aquello que deseas.

Lee muchos libros

A día de hoy, las nuevas generaciones leen mucho menos, ya que están “enganchadas” a las redes sociales. Y aunque en su justa medida todos los hobbies son buenos, la lectura es un hábito que no debería perderse, por lo que no está de más que de vez en cuando cojas un libro y que algunos de ellos te hagan reflexionar. Es más, tal y como explican en este blog de citas célebres, intenta buscar temáticas como la filosofía o la historia, ya que este tipo de obras estimulan nuestros conocimientos, nos invitan a pensar y a aprender sobre la vida. Asimismo, dispones de cientos de autores que te inspirarán con sus frases y que te harán replantearte muchas cosas sobre la vida.

¿Cuál es tu motivo?

En primer lugar, detrás de toda motivación suele haber un motivo que es incluso más importante que la propia meta que quieres definirte. Las personas nos movemos por nuestros ideales, por razones que nos ayudan a actuar. Pues bien, tú debes definir cuál es la razón por la que vas a dar un determinado paso, y eso facilitará mucho el camino hacia el éxito.

Poniendo un ejemplo, una meta podría ser que quieras aprender inglés, pero a muchos nos cuesta ponernos a estudiar un idioma. No obstante, la causa de que quieras hablarlo es que te encanta viajar pero no puedes comunicarte, y necesitas que eso cambie para sentirte mejor. He aquí el quid de la cuestión, ese motivo que te llevará a esforzarte para convertirte en un experto en inglés.

Trabaja los sentimientos positivos

Conseguir un objetivo cuesta mucho menos cuando te dejas guiar por emociones positivas, sentimientos que nos hacen sentir motivados y nos llenan de afán de superación. De hecho, si nos sentimos tristes, con rencor o envidia porque otros logran cosas que nosotros no hemos logrado, avanzar es casi imposible.

Por lo tanto, hay que deshacerse de las emociones negativas, esas que lastran nuestro futuro, que queman en vano nuestras energías, y hay que centrarse en el refuerzo positivo, en las virtudes de uno mismo, en la crítica constructiva y en la búsqueda de soluciones con ilusión y esperanza. Y una de las técnicas que mejor funcionan para ponerlo en práctica es la meditación (conoce aquí todas sus ventajas).

Por otro lado, conviene que practiques el control de tu estado de ánimo, porque no todos los días van a ser de color rosa, y cuando te despiertes con desgana o deprimido, tienes que estar preparado para gestionarlo psicológicamente. Esto es un punto en el que muchos flaquean y que pueden marcar la diferencia cuando te pongas manos a la obra.

Photo by Cristofer Jeschke on Unsplash

Photo by Cristofer Jeschke on Unsplash

El que mucho abarca, poco aprieta

Otra clave de la motivación es aprender a no estar con mil cosas a la vez. Probar tantos caminos se traduce en una pérdida de foco, y por lo tanto en una pérdida de especialización en la materia en la que deseas avanzar. Por lo tanto, define cuáles son los objetivos verdaderamente trascendentales y centra todo tu esfuerzo en ellos. Solo así podrás triunfar.

Seguramente hayan muchas más fuentes de motivación, y si quieres contarnos las tuyas, nos encantaría escucharlas en los comentarios.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*