Qué cubre un seguro deportivo

Realizar deporte es una de las actividades más gratificantes que existen, sobre todo si lo haces con las personas que amas y con todas las medidas de seguridad. Muchas personas se encuentran reticentes a enfrentarse a este tipo de prácticas, sobro todo porque temen lastimarse y no contar con la ayuda suficiente.

No obstante, para ello existen los seguros deportivos, que se encargaran de ayudar en todo lo que necesites si lo peor llega a ocurrir. Con ellos podrás estar totalmente seguro y, además, no deberás preocuparte por la seguridad de los tuyos, en caso de que realices deporte en compañía. En el siguiente texto te diremos las coberturas de dichos seguros y todo lo que necesites saber al respecto.

Photo by Robert Thiemann on Unsplash

Photo by Robert Thiemann on Unsplash

¿En qué consisten?

Los seguros deportivos se aconsejan a las personas que practiques deportes de alto riesgo. Estos, por obvias razones, se encuentran más propensos a sufrir cualquier accidente. La ventaja principal de contar con un seguro deportivo radica en que cubre al deportista en todo momento. Tanto en la práctica del deporte como en el resto del viaje.

Esto nos viene a decir que, al contratar uno de estos seguros, se asumen las garantías de un viaje seguro, de igual manera la cancelación o interrupción del mismos, asistencia médica, problemas que puedan ocurrir en el transporte o con tu equipaje. Como podrás darte cuenta, cuando de aventura se trata, contar con un seguro de deporte podrá ofrecerte una mayor tranquilidad, y no te será difícil sacarle la mayor rentabilidad.

¿Qué cubre un seguro deportivo?

Además de cubrir lo básico de todo seguro: asistencia médica, repatriación, indemnización por accidentes, problemas con el equipaje, transportes, responsabilidad civil. Los seguros deportivos también se encargan de solucionar problemas derivados de las actividades deportivas. Estos pueden ser de salud, accidentes, rescate, material deportivo etc.

En la asistencia médica, si la necesitas debida a un accidente o una enfermedad, el seguro cubre todo lo necesario hasta 500.000 en gastos de consultas médicas, intervenciones, hospitalizaciones y medicamentos, así como pruebas. Si el deporte que practicas es el buceo, los gastos en cámara hiperbárica también se encuentran cubiertos.

Cuando realizas deportes al aire libre, puede ocurrir que te pierdas mientras practicas las actividades. Por lo tanto, es necesario que los servicios de rescate intervengan. La aseguradora cubre los gastos derivados de la localización el salvamiento. Dependiendo del tipo de rescate que necesites, se utilizará el medio propicio para garantizar tu seguridad.

Puede ocurrir que necesites repatriación y transporte sanitario, por lo tanto, tu seguro deportivo deberá cubrirlo. De igual manera que tienes tu viaje de ida asegurado, el viaje de regreso estará garantizado. Incluso si debes regresar antes de tiempo por accidente o enfermedad. La compañía aseguradora, leemos aquí, correrá con los gatos de traslado al domicilio o al centro hospitalario más adecuado para tratarte.

Una lesión es normal cuando se practican deportes de alto riesgo, por eso es mejor prevenir que lamentar. Si llegas a sufrir algún accidente, y los equipos médicos que te atiendan deciden que necesitas alguna prótesis o muletas, la compañía aseguradora deberá correr con todos los gastos de los complementos que sean necesarios para cubrir tus necesidades. Así como se verán en la obligación de, si te lesionas en cualquiera de los deportes que cubren, cubrir los gastos de rehabilitación que hayas elegido.

El material deportivo también se encuentra cubierto por los diferentes seguros deportivos. En este sentido debes dejar todo muy bien claro, porque es normal que se pierdan este tipo de implementos y sean irrecuperables. Por lo tanto, los seguros deben estar preparados para cubrir, tanto la pérdida de equipaje, como de equipamiento deportivo facturado.

En primera medida, la compañía aseguradora intentará por todos los medios localizar los implementos, de encontrarlos te los hará llegar sin costo alguno. De no ser así, pagaran el importe correspondiente al objeto perdido. De igual manera, en caso de que la pérdida te obliga a contratar o comprar nuevo instrumental, la aseguradora asumirá los gastos.

En los deportes de nieve, si por accidente se rompe el equipo de esquí en la estación, la aseguradora se hará cargo del gasto de alquiler del equipo. También puede ocurrir, y usualmente ocurre, que pierdas los servicios contratados tanto por accidente, enfermedad o por algún evento inesperado. La aseguradora, en estos casos, te reembolsará los gastos del forfait.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*