Beneficios de practicar Yoga

Photo by Rawan Yasser on Unsplash

Photo by Rawan Yasser on Unsplash

El yoga es mucho más que un simple ejercicio físico. ¡Desde mejorar la calidad de su sueño hasta ayudarle a manejar el estrés, aquí te comparto beneficios que cosechará después de que empiece a practicar el yoga!

sunset-yoga-silhouette-evening-preview

Mejor sueño

El yoga te ayuda a relajarte, ancla tu ritmo circadiano y estimula tu sistema nervioso parasimpático. También promueve el equilibrio hormonal y desencadena una producción saludable de melatonina, que es crucial para activar tu modo de “descanso y digestión”.

Por supuesto, no todos los estilos de yoga te harán dormir, así que es importante aprender cuál te dará los mejores resultados. La gente suele practicar estilos restauradores, como el yin yoga, el yoga Nidra y las sesiones de flujo lento, por la noche, cuando sus cuerpos tienden naturalmente a ralentizarse y prepararse para el país de los sueños.

Estos estilos se centran en respiraciones más profundas, retenciones pasivas más largas, ralentizar la mente y dejar pasar el día. Muchas personas que practican estos estilos de yoga informan de que duermen más tiempo, se duermen más rápido, o simplemente una mejora general en la calidad de su sueño. Algunos también vuelven a dormirse más rápidamente si se despiertan y tienen sueños más vívidos.

Mantenerse presente

Para muchas personas, vivir en el “ahora” es una meta. Nadie quiere ir por la vida constantemente pensando en lo siguiente en la lista de cosas por hacer, pero todos lo hacemos.

¿Cuántas veces has hecho algo sin pensarlo? Ya sea ir al trabajo por la ruta habitual, cocinar una comida de rutina o preparar a los niños para la escuela, a menudo sólo hacemos movimientos.

El yoga te ayuda a concentrarte en tu respiración y te lleva al momento presente. Te permite abrir todos tus sentidos y sentir, observar y experimentar todo lo que está sucediendo en ese momento.

Cuando tomas este enfoque, puede ayudarte a permanecer presente, ya sea que estés conduciendo, cenando con amigos o viendo un programa de televisión.

Construyendo una tolerancia

Nuestra capacidad de atención en la actualidad tiende a ser muy limitada, y nuestros ánimos tienden a ser cortos. Por eso podemos sufrir muchas cosas en el dia que pueden hacernos sentir como unos completos distraídos, y eso lo digo desde la experiencia.

Afortunadamente, si te das cuenta de que tienes un problema es hora de que pienses que, ¡puedes hacer algo al respecto! Practicar yoga regularmente te ayudará a despejar tu mente. Y a que te relajes y te tengas una conexión interior contigo mismo.

Tu cuerpo no debe estar en constante modo de lucha o huida. Una vez que se entra en un estado mental más Zen, será más difícil para usted volver a las viejas costumbres estresantes.

El yoga te ayuda a construir una tolerancia al estrés. Ver literalmente las situaciones desde diferentes perspectivas durante el yoga te ayuda a hacer lo mismo en un nivel más profundo. Como resultado, puede desarrollar más paciencia y profundizar su comprensión de los demás.

Manejo del estrés

Una vez que se desarrolla la tolerancia al estrés, el yoga también puede ayudar a controlarlo más fácilmente. A medida que sus reacciones a las situaciones estresantes mejoran, su mente trabaja más duro para racionalizar por qué hacen que su cortisol aumente. A su vez, esto hace que analices si vale la pena molestarse. El modo de lucha o huida existe por una razón, y es para ayudarte a lidiar con el peligro inmediato. No debería ser tu modo estándar.

Cuanto más practiques el yoga y te sintonices contigo mismo, más podrás filtrar las situaciones de la vida y colocarlas en las categorías adecuadas. Y la lucha o la huida se reservará sólo para situaciones de peligro inmediato.

Cuanto más pienses en tu vida diaria, más te darás cuenta de que no hay muchas situaciones que encajen en esa categoría. Y pronto, tu cortisol no saltará como un loco, y serás capaz de lidiar con el estrés de una manera mucho más tranquila.

Mejoramiento del enfoque

Por último, pero no menos importante, el yoga puede hacer maravillas para tu concentración. Como todos los movimientos del yoga se rigen por la inhalación y la exhalación, centrarse en la respiración se vuelve muy natural. Y seguirás haciéndolo después de la clase, también.

Al eliminar todos los demás factores, omites la multitarea de tu rutina y creas un mejor ambiente para cualquier tarea que estés abordando.

También ganarás más claridad, mejorarás tu productividad, aumentarás tu creatividad.

Lentamente, pero con seguridad, te darás cuenta de por qué tanta gente se entusiasma con sus beneficios de bienestar general.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*