¿Cuáles son las verdaderas propiedades del aceite de oliva?

El aceite de oliva es uno de los productos más usados en nuestra cocina. Tanto por su sabor como por sus numerosas propiedades así como sus beneficios. A lo largo de los años ha sido uno de los puntos de investigación principales.

aceite-de-oliva

Consiguiendo así descubrir que el aceite de oliva puede prevenir un sinfín de enfermedades. Rico en grasas monoinsaturadas, que son las que pertenecen a las grasas saludables, se convierte en una de las mejores opciones a tener siempre en nuestra mesa.

Photo by Joanna Kosinska on Unsplash

Photo by Joanna Kosinska on Unsplash

El aceite de oliva ayuda a perder peso

Es un tanto erróneo el pensar que por tomar solo aceite de oliva, nos desharemos de esos kilos de más. Solamente, este producto debe estar dentro de una dieta saludable. Ya que además de contar con grasas saludables, tiene un efecto saciante.

Por lo que podremos cocinar con una cucharada de este aceite, tanto a la hora del almuerzo como a la cena. Recuerda que cuando lo llevamos a altas temperaturas, siempre es mejor un aceite con alto contenido de ácido oleico.

Reduce el dolor de las articulaciones

Otro de los beneficios del aceite de oliva es que va a prevenir la artritis. Es decir, la inflamación que se produce en las articulaciones. Tanto el dolor como la hinchazón, que nos deja una enfermedad como esta, puede verse reducido.

Porque el aceite refuerza el sistema inmunológico y además, cuenta con una propiedad anti-inflamatoria. Por este motivo, los dolores se van a reducir de manera notable. En este caso, tanto podremos tomarlo, dentro de nuestra dieta, como realizar un masaje con  aceite.

Si nos duelen zonas concretas como la espalda, tanto la parte cervical como lumbar, un masaje con aceite nos va a relajar y con él diremos adiós al dolor.

Protege el cerebro

Es el órgano principal de nuestro sistema nervioso central. Al igual que ocurre con otros órganos o partes fundamentales del cuerpo, debemos de cuidarlo al máximo.

Por eso, una vez más el aceite de oliva se encargará de este trabajo. Gracias a los polifenoles que actuarán como antioxidantes, el cerebro se verá protegido. Mejorando las funciones cognitivas del mismo, así como la memoria.

Esto hace que nos aleje de enfermedades como el Alzhéimer. Las grasas del aceite harán que las membranas y el tejido neuronal se mantengan en un perfecto estado.

Previene la diabetes de tipo 2

Cuando hablamos de diabetes de tipo 2, hablamos de tener un alto contenido de azúcar en sangre o hiperglucemia. Se dice que de todos los casos de diabetes, esta representa a más del 90%. Mientras que el 10% restante se le atribuye a la diabetes de tipo 1.

Los cambios en la dieta puede ser uno de los pasos principales para esta enfermedad. Por eso, entre ellos tiene que estar presente el aceite de oliva.

Los estudios apuntan a que una dieta de tipo mediterránea puede llegar a reducir los casos de padecer diabetes hasta en más de un 40%. El aceite regulará los niveles de azúcar en sangre, así como la producción de insulina.

Cook Olive Oil Food Tomato Oil Kitchen Garlic

Baja la presión arterial

La presión que la sangre va ejerciendo a su paso por las paredes de las arterias le llamamos presión arterial o presión sanguínea. Por diferentes factores, dicha presión puede estar ligeramente más elevada de lo habitual.

Gracias a las grasas que posee el aceite de oliva, nos ayudará a mantener dicha presión más equilibrada. Para ello, no se necesita tomar mucha cantidad del aceite sino, dos o tres cucharadas cada día.

Mantiene a raya el colesterol

Otra de las propiedades del aceite de oliva es que nos ayuda a regular los niveles de colesterol. Aunque es cierto que necesitamos una cantidad equilibrada de colesterol, no todo él es bueno para nuestro cuerpo.

Debemos diferenciar el colesterol bueno (HDL) del malo (LDL). El primero se irá recorriendo el cuerpo hasta llegar al hígado, que es quien lo expulsa. El segundo, no se expulsa de manera tan sencilla, sino que se acumula en las arterias. Por eso, el aceite de oliva nos ayuda a que la eliminación del malo sea más rápida, regulando el bueno que es a quien realmente necesitamos.

Ayuda a la salud cardiovascular

Lo que acabamos de mencionar con respecto al colesterol también va a unido a las enfermedades de tipo cardiovasculares. El aceite va a prevenir la coagulación de la sangre, protegiendo los vasos sanguíneos gracias a sus componentes en forma de vitaminas y antioxidantes.

Todo ello hará que estemos alejados de las enfermedades del corazón. Ya que estas suponen una de las principales causas de muerte en todo el mundo.

Mejora la salud intestinal

El aparato digestivo se verá protegido gracias al aceite de oliva. Podemos decir que se trata de una especie de protección ante las úlceras o la gastritis. Además, mejorarán las digestiones ya que se reducirá el exceso de ácidos.

propiedades-del-aceite-de-oliva

Lucha contra el envejecimiento

Esto es por todos los antioxidantes que lo componen. El paso del tiempo se va a ralentizar en gran medida, pero no solo en nuestro interior, protegiendo las células, sino también en nuestra piel. El aceite de oliva es uno de los productos estrella en cuanto a belleza se refiere. Es humectante y muy nutritivo.

Por ello, numerosas cremas que nos encontramos en el mercado tienen el aceite entre sus principales ingredientes. Aunque si quieres algo más casero, podrás realizar tus propias mascarillas con este producto. Las líneas de expresión se reducirán y estarás protegiendo tu piel de las inclemencias del tiempo.

Propiedades anti-cancerígenas

Además de los antioxidantes, el aceite de oliva también está compuesto de flavonoides, polifenoles y escualeno así como ácido oleico. Por todo ello, los estudios e investigaciones también recalcan que son una parte imprescindible para prevenir enfermedades tan graves como el cáncer.

Por ello, lo mejor es llevar una dieta equilibrada, donde este tipo de aceite esté presente. Con tan solo dos cucharadas de aceite de oliva cada día, ya nos estaremos empapando de un sinfín de beneficios y propiedades.

Previene la depresión

Tanto el Omega-3 como el aceite de oliva son vitales en nuestra dieta. Pero no solo eso, sino que estarán actuando sobre la serotonina y mejorarán las funciones de las membranas en las células nerviosas. Dicha estimulación hará que nos sintamos más animados y de mejor humor. Todo ello, nos protegerá de la depresión.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*