7 consejos para combatir el sobrepeso y la obesidad

Photo by Christopher Williams on Unsplash

Photo by Christopher Williams on Unsplash

El sobrepeso y la obesidad afectan a personas de todo el mundo sin importar su edad o sexo. Factores genéticos, el ritmo de vida y los hábitos alimenticios son los principales culpables de este problema.

Investigaciones recientes han demostrado que es posible combatir la obesidad y el sobrepeso con tan solo cambiar algunos hábitos y rutinas diarias. Continúa leyendo este artículo y descubre lo que puedes hacer para tener éxito en esta batalla.

La epidemia de la obesidad

Tal y como señala la Organización Mundial de la Salud desde 1975 la obesidad se ha triplicado en todo el mundo. En 2016, más de 1900 millones de adultos de 18 años o más tenían sobrepeso y 650 millones eran obesos.

Los países desarrollados son los que tienen mayor índice de obesidad y sobrepeso.

Según un estudio realizado por los investigadores del Instituto Hospital del Mar de Investigaciones Médicas (IMIM), en España el 55% de las mujeres y el 80% de los hombres presentará obesidad en el año 2030.

En vista de lo que se prevé para el futuro, ¿qué puedes hacer para combatir la obesidad desde ahora?

Hábitos saludables para bajar de peso

El Dr. Jaume Marrugat, director del programa de Epidemiología y Salud pública del IMIM, recalca la importancia de tener hábitos saludables para revertir y prevenir la creciente epidemia de sobrepeso y obesidad en nuestra sociedad.

Según su opinión, esta sería la única manera de reducir los costes sanitarios, económicos y sociales que surgirán en los próximos años.

La prevención es la mejor arma para combatir la obesidad, y campañas como la de Movimiento Actívate y su labor en la información sobre nutrición y pérdida de peso son ejemplos buenos de iniciativas en este ámbito.

A continuación, en conjunto con ellos, presentamos 7 consejos para lograr mantener un peso saludable:

1. Sigue un plan de alimentación saludable

Un buen plan de alimentación debe incluir estos alimentos:

  • Vegetales, legumbres, frutas y cereales integrales.
  • Alimentos con proteína, como huevos, carnes, aves con poca grasa, nueces y soja.
  • Aceite de oliva. Los mismos los puedes encontrar en nueces, aguacates y aceitunas.
  • Productos lácteos bajos en grasa como quesos, yogurt y leche.

2. Consume menos alimentos procesados

Reduce la ingesta de alimentos procesados y altos en grasas saturadas como las que se encuentran en postres y comidas fritas. Si tienes antojos, lo mejor es que consumas una pequeña porción de estos alimentos en la mañana antes de iniciar las actividades diarias.

3. Establece un horario para cada comida

Los horarios de comida te pueden ayudar a organizarte y saber qué alimentos comer en cada momento del día. De este modo, no te saltarás ninguna comida y tampoco te sentirás tentado a comer alimentos altos en grasas o azúcares.

4. Come hasta estar un 80% lleno

Este es el método japonés para no engordar. Consiste en dejar de comer cuándo te sientas lleno en un 80%. El otro 20% es mejor dejarlo vacío para que el estómago se reduzca cada vez más y puedas bajar de peso sin mucho esfuerzo.

Para asegurarte de cumplir con esta regla, controla el tamaño de las porciones y sirve tu comida en un plato más pequeño.

5. Haz deporte con frecuencia

Las guías sobre la actividad física para los estadounidenses en su segunda edición recomiendan practicar al menos 150 minutos a la semana de actividad aeróbica. No es necesario ir al gimnasio para estar en forma puedes incorporar el ejercicio en tu rutina diaria.

Por ejemplo, si es posible en lugar de usar el coche camina ida y vuelta al trabajo, sube las escaleras en lugar de usar el ascensor, trabaja la jardinería, inscríbete en natación o practica algún deporte de tu preferencia.

6. Duerme lo suficiente

Para que tu cuerpo asimile la alimentación y pueda recuperar las energías perdidas necesitas dormir un mínimo de 7-8 horas todos los días. Si te acuestas muy tarde en la noche tu cuerpo va a responder con antojos y te va a pedir azúcar para mantenerse con energías. Pero si estás dormido a una hora razonable evitarás recurrir a la despensa y descansarás mejor.

7. Bebe mucha agua

Los nutricionistas recomiendan consumir entre 1,5 y 2 litros de agua al día. El agua favorece el tránsito intestinal y ayuda a eliminar las toxinas. Además, mantiene tu piel hidratada y saludable.

Convierte estos hábitos en parte de tu vida para que recuperes y mantengas tu peso ideal. Esto no solo mejorará tu salud, también subirá tu autoestima y te hará ver y sentir mejor.

Deja un comentario

Tu correo electrónico no será publicado.


*